Interior

Denuncian que las invasiones ponen en riesgo producción

 

No cesan las invasiones de tierra. En Caaguazú los productores menonitas denuncian que este panorama pone en serio riesgo a la producción agrícola y ganadera de la zona. Muchos ya no pueden cultivar, ni siquiera ingresar a sus propiedades.

Quienes integran la Asociación de Productores Agroganaderos para la Cooperación y el Desarrollo (Aproagro), desglosan que este conflicto de tierras generan pérdidas millonarias.

Está en riesgo el cultivo de soja y los establecimientos de producción agroganadera por un valor de USD 20 millones.

Incluso la producción de leche estaría pasando por la misma problemática, según detallaron en nota con ultimahora.com.

El presidente de Aproagro, Dionicio Hildebrand, manifestó que el ingreso masivo de personas para ocupar propiedades privadas puede desencadenar en un golpe económico para la zona de J. Eulogio Estigarribia, ex Campo 9, que es caracterizada por su empuje productivo e industrial.

Esto, debido a una invasión en el distrito de Repatriación de unas 22.000 hectáreas, que pertenecerían a productores de Aproagro. Los invasores serían del Movimiento Campesino Paraguayo (MCP), quienes alegan que se trata de tierras fiscales, por lo que piden la salida de los productores menonitas.

Hildebrand indicó que cada día se suman más personas al grupo invasor y que están ocupando grandes extensiones de tierras con soja cultivada y cuyo tiempo de cosecha está llegando a su fecha.

En ese sentido, refirió que unas 2.000 personas, provenientes de varios asentamientos de Caaguazú, se encuentran ocupando la zona y sometiendo a los productores, en algunos casos hasta impidiéndoles ingresar a sus propiedades.

El gremialista aseguró que todos los títulos están en orden y que los inmuebles jamás fueron tierras fiscales, ya que están instalados desde hace varias décadas en el lugar, por lo que toda la documentación ya fue puesta a disposición del Ministerio Público.

INACCIÓN. Hildebrand lamentó la falta de acciones por parte de la Fiscalía y de la Policía Nacional, que propiciaron el ingreso de los campesinos, desacatando amparos judiciales.

Entre tanto, contó que el Indert envió un equipo técnico para la realización de una mensura administrativa, a cargo de la nueva directora regional, Laura Benítez, pero los resultados, que tenían que estar listos el pasado viernes, aún no fueron presentados. En octubre de 2019 ya se había llevado adelante un desalojo, pero los campesinos volvieron a ingresar al lugar, relató.

Dejá tu comentario