Política

Dejaron sin cuórum sesión para no tratar puertas giratorias

 

El proyecto de ley sobre conflicto de intereses, también conocido como el proyecto sobre puertas giratorias, no pudo ser analizado ayer en la Cámara Baja por la ausencia de la mayoría de los parlamentarios al momento de tratar la iniciativa altamente resistida por el cartismo.

Tras una breve presentación por parte de las diputadas Kattya González y Celeste Amarilla, se verificó el cuórum y solamente se encontraban 28 legisladores entre los presentes en la sala y conectados.

“Hemos hablado bastante de este proyecto y de las colateralidades de esta legislación”, dijo brevemente Kattya para solicitar que se vote a favor del proyecto.

A su turno, Celeste Amarilla habló sobre lo resuelto en la Comisión de Presupuesto y propuso una modificación en los artículos 3 y 20 en lo que respecta al grado de parentesco afectado en la aplicación de la ley, que busca evitar que altos funcionarios públicos pasen posteriormente al sector privado con información privilegiada.

En el inciso g, donde se define al grupo familiar, se quiere simplificar colocando al cónyuge, conviviente o concubino e hijos mayores de edad y de igual forma en el artículo 20, inciso d, cuando se habla del deber de abstención. De esta forma se testa a los parientes hasta el segundo grado de consanguinidad y afinidad, incluyendo a las personas sujetas a tutela.

La legisladora manifestó que aprobar tal cual ese artículo incluyendo a los parientes de hasta segundo grado de consanguinidad en el alcance de la ley, “sería una exageración que no conduce a nada involucrando a más miembros de la familia porque finalmente el que quiere hacer mal, las cosas la hace”.

También la comisión de Legislación emitió un dictamen por la aprobación.

No obstante, una mayoría de cartistas, oficialistas y algunos liberales ya estaban ausentes en ese momento, por lo que no se pudo seguir con el debate.

El proyecto de ley tiene media sanción de la Cámara Alta y su objetivo es establecer un conjunto de deberes, prohibiciones e incompatibilidades aplicables a los altos cargos de la Administración Central, de los entes descentralizados en el Banco Central del Paraguay, la banca pública, las empresas públicas y demás organismos y entidades del Estado.

El proyecto alcanza también al presidente y al resto de los miembros titulares del BCP del Banco Nacional de Fomento, del Fondo Ganadero, del CAH y de la AFD.

Este proyecto fue presentado inicialmente por el Poder Ejecutivo, luego de que ex ministros por parte de las empresas del ex presidente de la República Horacio Cartes, quienes ocuparon altos cargos y manejaban información sensible, por citar que el ex titular de la Industria Nacional del Cemento (INC) Jorge Méndez es actualmente el gerente general de Cecom, que también se dedica al mismo rubro. Asimismo, el ex ministro de Hacienda Santiago Peña fue designado por Cartes como director del Banco Basa.

Igualmente, el ex titular de la Seprelad Óscar Boidanich elaboró un manual de prevención del lavado de dinero para Tabesa.

Dejá tu comentario