Sucesos

De terror: Niñas eran torturadas por una tía y dos primos, ahora imputados

Según el relato de la menor de las hermanitas, la mujer les ponía cintas en la boca para que no se les escuche llorar. La pequeñita debe ser sometida a una cirugía por una fractura en el brazo.

Como una historia de terror describió la jueza Elsa Idoyaga sobre el maltrato de dos pequeñas que estaban al cuidado de una tía materna en la ciudad de Limpio. La menor de las hermanitas (de cinco años) tendrá que ser sometida a una cirugía por la fractura del brazo, a raíz de los golpes que recibió con un palo.

La fiscala Elena Fiore procesó a la tía de las niñas por violencia familiar, omisión de auxilio y violación del deber de cuidado, mientras que dos primos de las niñas fueron imputados por violencia familiar y omisión de auxilio.

“Todos les violentaban a las niñas, principalmente a la más pequeña, según lo que ella misma relató ya en confianza con la denunciante”, expresó ayer la fiscala Fiore en comunicación con la 1080 AM.

Una vecina que conocía a las pequeñas se había alarmado que ya no sabía nada de ellas en los últimos días, y que sospechaba que era porque quizás estaban siendo sometidas a maltrato, ya que antes por lo menos las escuchaba cuando lloraban.

“Hace tiempo que estaban con los ojos con hematomas, siempre notábamos y ellas decían que si tenían rasguños en la cara es que el gato les arañó y yo escuchaba cuando ellas lloraban y mientras eso ponían fuertísimo la música”, dijo la vecina a Monumental.

La de cinco años el martes fue junto a su vecina y le llevó una bombilla de regalo. “Ya vi que sus ojos estaban todos con moretones, rasguños. Entró se sentó y le pregunté si no quería ir de paseo, y le llevé a la Fiscalía para inspeccionarle.

Ahí fue que notaron que tenía el brazo izquierdo fracturado hace ocho días, y contó que no se les escuchaba llorar, porque la tía les cerraba la boca con cinta adhesiva.

INTERVENCIÓN. La fiscala Fiore tomó el caso, ordenó la inspección de la menor y pidió una orden de allanamiento para buscar a la hermana de 11 años.

“Ella tenía un golpe en la cabeza, no se le podía tocar, dijo que se cayó del árbol,”, explicó la fiscala. Se pidió que la Policía informe cuántas personas viven en la casa.

Indagando y con las declaraciones de la niña quedaron sospechosos la tía, un joven (26), una mujer (19), primos de las niñas, quienes también la habrían maltratado. A la mamá de las pequeñas se le había quitado la patria potestad, justamente por maltratos; sin embargo, continuó el círculo de violencia.

La mujer procesada indicó ante la prensa que las niñas “se autopropinaban los golpes” y aseguró que las menores fueron manipuladas.

La jueza Idoyaga ordenó la prisión preventiva para la tía materna en el Buen Pastor. Dijo que las niñas están con contención sicológica y hay muchas personas con interés de adoptarles.

Dejá tu comentario