Política

Darío Messer lavó como mínimo USD 50 millones usando al BNF

 

Tras la audiencia con gerentes del BNF (Banco Nacional de Fomento), dentro del marco de la investigación a Darío Messer, el senador Jorge Querey mencionó que como mínimo ingresó al Paraguay en operaciones sospechosas la suma de USD 50 millones a través del citado banco oficial.

“El número exacto desconocemos. Hay USD 40 millones aproximadamente certificados. Se habla de mucho más”, informó sobre las operaciones de Messer.

Señaló que además se tiene que sumar la información de que dos empresas de Messer adquirieron bonos por USD 5 millones cada una. “Esto es solo la punta del ovillo. Creemos que el monto total es mucho mayor, pero debemos tener la certificación. Ahora podemos decir que el monto llega a USD 50 millones”, indicó Querey.

“Hay gente que tira ya montos estimados. Hay gente que está hablando de 600 millones de dólares, pero eso es extraoficial. Lo que pasa es que aparte hay una veintena de empresas que nos estamos preguntando qué movimiento tienen. No pudimos tener un retorno sobre esas empresas que estarían también vinculadas, pero eso no es todavía argumento”, explicó.

La comisión sobre lavado de dinero y delitos conexos atribuidos al “hermano del alma” del ex presidente Horacio Cartes recibió información sobre sus cuentas.

Querey informó a la prensa que entre el 2011 y el 2012 se abrió la cuenta, pero que recién en el 2015 se reportó como operación sospechosa.

“Claramente existe el hecho de que hay instrumentos de consulta a nivel internacional, hay un Informconf internacional con respecto a operaciones financieras”, dijo el senador.

“Llamativamente, recién en el 2015 se hace el reporte de operación sospechosa desde el BNF”, cuestionó.

“Resulta muy grave que desde las cuentas de las empresas del señor Messer del BNF hayan hecho operaciones bursátiles cuando había una obligación de examinar y estudiar a estas empresas y a Messer, que tiene sendos antecedentes de 15, 20 años atrás en el Brasil por reporte de la Fiscalía y la Policía Nacional”, criticó.

“No hubo un solo reporte de la banca pública. Sin embargo, existe el precedente de un reporte sospechoso de banca privada”, reclamó.

En cuanto a los bonos, consideró aún más preocupante, y volvió a cuestionar cómo unas empresas que tienen debilidades extremas respecto al lavado de dinero hayan podido operar a través de la banca pública y no hayan sido reportadas o limitado la cuenta. Además, objetó que a pesar de haber sido reportada la operación sospechosa, las cuentas seguían operando.

EL FARDO A SEPRELAD. Correa, por su parte, alegó que informaron sobre toda la documentación que dispone el BNF y aseguró que se activaron las alertas. A su criterio, lo que está en discusión y bajo investigación tiene que ver con las revisiones, análisis y la debida diligencia, por lo que tiró el fardo a Seprelad.

Dejá tu comentario