País

Cuestionan un proyecto de gasolinera frente a hospital

 

La Junta Municipal de Asunción recibió en la sesión de ayer al director de Obras Particulares, Diego Sotomayor, y al director jurídico, Benito Alejandro Torres, para tratar sobre el proyecto de estación de servicio frente al Hospital de Policía Rigoberto Caballero, sobre la avenida Mariscal López y Brasilia. El proyecto, que sería del grupo Cartes, ya cuenta con la aprobación del plano.

PATRIMONIO. El concejal Federico Franco Troche (JP) cuestionó que en la resolución de la Intendencia no se tuvo en cuenta que la avenida Mariscal López, desde Brasil hasta Sacramento, es de valor patrimonial. “Es un eje paisajístico, ambiental y extensión de uno de los ejes monumentales del centro fundacional de la ciudad”.

Al estar catalogado como sitio de valor patrimonial indicó que la Ordenanza 28/96, “de Protección del Patrimonio Urbanístico” y la 35/ 96, Catálogo de edificios y sitios de valor patrimonial, y la Ley N° 5621/2016, “de Protección del Patrimonio Cultural” exigen tener una serie de consideraciones que no están en la resolución, como la homologación de la Junta y el parecer de la Secretaría Nacional de Cultura (SNC). Lamentó que esté frente a un hospital.

Sotomayor señaló que la ordenanza establece que no se permitirá estación de servicio a menos de 25 metros de centro asistencial de salud, salvo que exista entre estos una vía pública de 16 metros, y la avenida Mariscal López tiene 30 metros, aseguró.

Citó la Ordenanza 163/18 del Plan Regulador en el que solo figura requisito para hoteles. Afirmó que no está catalogado como patrimonio el terreno.

Franco Troche respondió que existe un error de interpretación con respecto al eje patrimonial en este caso, ya que desde los tramos citados, están dentro de la valoración. “No hay un interés público de contar con más estaciones porque hay una sobresaturación en la ciudad, existe además un estudio científico (de la UNA) sobre la contaminación del acuífero Patiño, como consecuencia de estas actividades”.

El concejal Rodrigo Buongermini (JP) indicó que se toman solo algunas ordenanzas y artículos “para justificar el interés económico del ex presidente Horacio Cartes porque financia la campaña del que fue intendente, y el actual son cartistas”. El edil José Alvarenga (ANR) respondió que los concejales opositores “usan trampas semánticas”. No desaprovechó el momento para elogiar a Cartes y mencionar sobre casos de corrupción que salpicaron la administración de Mario Ferreiro.

Por su parte, Torres afirmó que en los análisis lo único que no se consideró es el artículo sobre la distancia de 1.000 metros, que tiene una medida cautelar para dejar sin efecto dicho requisito. “No podemos tomar de manera ambigua una norma para cercenar una iniciativa privada”.

Finalmente, los directores municipales acordaron responder por escrito todas las consultas realizadas por el cuerpo legislativo.

Dejá tu comentario