Sociales

Crisis de la pandemia inspira negocio familiar

 

Romper las estructuras, echar mano a la creatividad y la imaginación, sacar a flote habilidades ocultas, reinventar la profesión, son parte de la realidad en el llamado modo de vida Covid-19 que en nuestro país tiene lugar hace más de tres meses.

Así, profesionales como Sasha Giménez (23) y su mamá, Deolinda Ayala (73), además del apoyo del resto de la familia, emprendieron PochitosPy, para elaborar ropitas para mascotas.

Este rubro abarca la elaboración de artículos para mascotas tales como ropas, accesorios, camitas y agendas de salud. “Ofrecemos novedosos productos artesanales hechos con cariño para los peluditos del hogar”, comenta Sasha, estudiante de biotecnología en Facen, que vio suspendidas sus clases este semestre.

Las agendas de salud para mascotas sirven para anotar todo lo referente a registros de vacunaciones, registros de enfermedades, visitas al veterinario, internaciones, exámenes de diagnósticos realizados. “Facilita a tener organizado y al día las responsabilidades sobre la salud de nuestras mascotas”, explica Sasha.

Ella elabora las agendas. “Hice el diseño y los apartados según las necesidades que creía importantes tener anotadas, los materiales que utilizo son hojas blancas, espirales para anillado, cartones y cartulinas, la impresión la hago también en casa”, detalla.

Sasha recuerda que su inspiración surgió por Kira y Noa, los dos gatitos de la familia representantes y modelos de la marca. “El amor por los peludos fue lo que nos impulsó a incursionar en este rubro en un intento por encaminar los esfuerzos laborales en medio de la crisis pandémica, que nos golpeó muy duro”, señala.

Detrás de PochitosPy está la colaboración de toda la familia. “Todos aportan su granito de arena. La concepción principal de la idea, el diseño, las fotografías, el márketing digital corre por cuenta mía.

La confección de la ropa es trabajo de mi mamá, que hace más de 40 años se dedica a la alta costura”, cuenta Sasha.

La familia se asoció a esta empresa a raíz de que se paralizaron las actividades habituales de cada uno debido a la cuarentena. “Tuvimos que buscar la forma de reinventarnos para salir adelante, sobrevivir”, explica.

En la casa ayudan los tíos Hugo y Raquel, para obtener los insumos que necesitan, además, los primos Hugo José y Mila ayudan con las finanzas y el márketing.

INICIOS. La historia de la empresa inicia en una cuenta de Instagram de las mascotas de la familia a principios de este año. “Kira y Noa (2) empezaron a ganar seguidores de todo el mundo en su cuenta de @pochitospy. El nombre es un apodo cariñoso que usamos para referirnos a ellos. Son dos gatitos rescatados y adoptados que comparten su vida gatuna junto con la gran comunidad de animalitos que tienen sus propios perfiles en las redes sociales”, relata la joven.

”Tuvimos comentarios muy positivos al postear fotos en las que aparecen posando con sus ropitas de invierno. Eso nos animó a crear toda una colección exclusiva que nuestros influencers felinos promocionan”, añade.

Actualmente, el negocio va muy bien. “Es algo que quisiéramos mantener y ampliar de a poco a la larga. La perspectiva que tenemos al respecto es muy positiva y aún hay mucho que quisiéramos ofrecer. Para nosotros es un objetivo importante promover el bienestar de los animales. Nos gustaría destacar que a través de esto nos sentimos más unidos como familia, compartimos”, relatan.

CÓMO ENCONTRARLAS. Para solicitar las ropitas de las mascotas a PochitosPy se puede contactar con ellos a través de sus redes sociales: @pochitospy en Instagram, Facebook y TikTok. “Compartimos contenido de nuestra tienda para mascotas y blog personal en esos espacios”, comenta Sasha. Más datos al (0981) 645-095.


El amor hacia los animales despertó las habilidades en potencia de madre e hija, quienes movidas por la crisis económica actual, crearon el negocio @pochitospy.

Dejá tu comentario