25 may. 2024

Crecida del río supera altura crítica y se convierte en la mayor en 15 años

El río Paraguay alcanzó ayer los 5,56 metros en Asunción y ya desarraigó a cerca de 4 mil familias de la ribera. Diputados declaró emergencia nacional y amplió en G. 5 mil millones presupuesto municipal.

Anegado.  Las aguas ya superaron el punto crítico en Asunción y  llegaron hasta las mismas viviendas ubicadas en su ribera.

Anegado. Las aguas ya superaron el punto crítico en Asunción y llegaron hasta las mismas viviendas ubicadas en su ribera.

La altura del río Paraguay en Asunción rebasó ayer en 6 centímetros el punto crítico de 5,50 metros establecido por la Dirección de Hidrología y Meteorología y obligó a la Cámara de Diputados a declarar estado de emergencia, la cual pasa al Senado para su consideración.

La inundación, que sacó hasta el momento a 3.881 familias de las zonas ribereñas de la capital, se constituye en una de las mayores sufridas en los últimos 15 años, atendiendo que los registros de comportamiento de nuestro principal afluente hídrico no superaban los 5 metros en capital; así lo indicó el director de la institución climatológica, licenciado Julián Báez.

La Cámara Baja, en su resolución, amplía en G. 5 mil millones el presupuesto de la Comuna capitalina para hacer frente a la ríada y hace un llamado a la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) para asistir a toda la población ribereña afectada.

Báez ratificó que en este nuevo siglo no se registraba un desborde tan significativo del río Paraguay y advirtió que ese nivel “puede seguir creciendo”, pasando incluso los 6 metros, debido a las constantes precipitaciones. Agregó que desde marzo las tendencias en el comportamiento de las aguas han venido siendo ascendentes.

Mencionó que si bien se habla de un rango normal que está en 1,6 metros por encima del valor promedio histórico en Asunción, sin embargo, la altura actual “ya representa un gran problema para las poblaciones del bañado Norte y Sur”.

ACCIONES. En conferencia de prensa, el intendente Arnaldo Samaniego, acompañado del titular de la SEN, ministro Joaquín Roa, sostuvo que la situación se presenta bastante delicada en toda la capital debido a la inundación.

El jefe comunal resaltó que si bien a través de la asistencia del Consejo Municipal de Emergencias y Desastres de Asunción (Comueda) ya se ayudó a cerca de 4 mil familias a salir de sus sitios anegados, aún resta por dar solución a otras 600 familias que ya están siendo alcanzadas por las aguas desbordadas.

Dijo que la ciudadanía se solidariza con los damnificados y en ese contexto hay ofertas de predios por parte de clubes deportivos, iglesias, escuelas y particulares para asentar a las familias. A modo de ejemplo dijo que el Club Colonial asentó a 120 personas en su terreno.

El responsable de la SEN aseguró que cuentan con la capacidad para atender las necesidades de la población ribereña que va saliendo de sus asentamientos inundados en busca de tierra firme.

Los barrios más afectados por las aguas en capital son Zeballos Cué, Puerto Botánico, Viñas Cué, Trinidad, Tablada, Banco San Miguel, Camino Mbiguá, Ricardo Brugada, Sajonia, Varadero, Ita Pytâ Punta, Bañado Tacumbú, Santa Ana, San Cayetano, Santa Rosa de Lima, Comunidad Virgen de Luján, Caacupemi, Porvenir, San Blas, Cateura, Jukyty e Itá Enramada.

El intendente Arnaldo Samaniego indicó que lastimosamente el factor social impacta a los compatriotas en búsqueda de una vivienda y muchos fueron en la ribera de nuestro río a instalarse, “aún cuando las normativas y la legislación delineen como irregular esa situación, atendiendo que existe una cota de inundación establecida, que es un lugar inundable, vulnerable, de alto riesgo”, enfatizó.