Interior

Continúa la tala de árboles en la Reserva San Rafael, en Itapúa

 

A pesar de las reiteradas denuncias e incursiones en el área del Parque San Rafael, continua la tala de especies nativas y en peligro de extinción, mientras los cultivos de diversos rubros siguen avanzando en diferentes sectores del territorio.

La grave situación fue constada por el equipo de servidores forestales que realizan constantes recorridas por el lugar y a pesar de las coordenadas facilitadas a las autoridades, hasta la fecha nada se hizo al respecto.

Mientras tanto, valiosos y añosos árboles de incalculable valor fueron y son convertidos en maderas aserradas y carbón, así como importantes fracciones de tierras fueron convertidas en áreas productivas con diversos cultivos. Estas y otras acciones que apeligra la biodiversidad, evidencian además el claro desinterés del gobierno por salvar la mayor riqueza biológica que contamos. “Nos resta seguir, hasta que las autoridades de aplicación dejen de tirarse la pelota y decidan actuar, no hace falta nombrarlos ni indicarles que hacer, la pelota hace años está en su cancha y el partido se va perdiendo por falta de intención y acción”, reza un comunicado emitido por una de las organizaciones que trabaja por el salvataje de esta área boscosa.

nuevo hallazgo. Por otro lado, días pasados durante un patrullaje, una vez más constataron la deforestación en el área de la Reserva para Parque Nacional San Rafael. En la ocasión pudieron identificar extracción de madera e incendios de pastizales para realizar cambio de uso de suelo.

Esto ocasiona la fragmentación del bosque, lo que compromete de sobremanera la provisión de servicios ambientales, viéndose más afectada la biodiversidad única del lugar.

Ante esta situación, nuevamente instan y urgen que las autoridades de aplicación tomen cartas en el asunto a fin de planificar y realizar acciones efectivas que contribuyan positivamente a la conservación de San Rafael, ante de que se siga perdiendo más áreas de este remanente del Bosque Atlántico de nuestro país.

En ese sentido, cumpliendo con su compromiso de velar por la preservación del parque, Pro Cordillera San Rafael (Procosara) había remitido a fines del año pasado las coordenadas para verificación de actividades de deforestación, cambio de uso de suelo y la falta de protección de nacientes dentro del Área de Conservación San Rafael (Tekoha Guazú).

El monitoreo se realizó de forma conjunta con guardaparques del Mades, la verificación se dio a través de un tramo identificada como la picada que une la comunidad de Arroyo Claro con la en asentamiento 3 de junio o la Estancia Toro Blanco. En la oportunidad fueron detectadas actividades ilícitas que son la evidencia más clara que se tienen de la deforestación de uno de los sitios más preciados en biodiversidad, cuya real conservación sigue esperando la acción concreta de los organismos del estado, el Ministerio Público entre otros.

Así también se ve afectada la contribución privada a la conservación del sitio, ya que el área de comanejo que tienen Guyra Paraguay y Procosara es también avasallada por actividades ilícitas, según las coordenadas proveídas a los organismos del Estado.


Reactivan la Ruta de la Leche
Retomaron actividades en las obras en la Región Occidental, Ruta de la Leche, en el tramo de Cruce de los Pioneros - Paratodo y Paratodo - Cruce Douglas.

Dejá tu comentario