Mundo

Conmoción en Texas por un tiroteo que dejó al menos veinte muertos

​Greg Allen, jefe de la Policía de El Paso, en la frontera con México, precisó que los heridos son 26 y confirmó que el sospechoso es “un hombre blanco de 21 años”, quien está bajo custodia.

El tiroteo de ayer en un centro comercial de El Paso (Texas), que, según el propio presidente de EEUU, Donald Trump, dejó “muchos muertos”, aunque no se precisó la cifra de víctimas, volvió a sacudir al país, donde este año se han reportado cerca de 250 hechos similares.

“Veinte personas inocentes de El Paso perdieron la vida”, dijo el gobernador de Texas, Greg Abbott, en una rueda de prensa. “Un día que para alguien habría sido normal, ir tranquilamente de compras, se convirtió en uno de los días más mortíferos de la historia de Texas”, agregó. Por su parte, Greg Allen, jefe de la Policía de El Paso, en la frontera con México, precisó que los heridos son 26 y confirmó que el sospechoso es “un hombre blanco de 21 años”, quien está bajo custodia.

En tanto, Trump lamentó en Twitter el “terrible tiroteo en El Paso, Texas” y advirtió que “los informes son muy malos, muchos muertos”. El mandatario agregó que “estaba trabajando con las autoridades locales y estatales, y las fuerzas de seguridad y que había hablado con el gobernador para ofrecer el total apoyo del Gobierno federal”. El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, se mostró apesadumbrado por la pérdida de tantas vidas inocentes en la misma red social.

El tiroteo se produjo en la mañana de ayer en una sede de la cadena de tiendas Walmart en sur de El Paso, ciudad fronteriza con México y con cerca de 700.000 habitantes.

Cuando estallaron los disparos, alrededor de las 10.00 locales, había entre 1.000 y 3.000 clientes y 100 empleados en el supermercado, según el oficial.

Una mujer que se dirigía a hacer compras a Walmart declaró a Fox News que había escuchado como fuegos artificiales mientras buscaba un lugar para estacionar. “Me dirigí a la salida”, contó. “Vi a un hombre con una camiseta negra y pantalones de camuflaje que llevaba lo que parecía un rifle, apuntaba a la gente y disparaba directamente a ellos, vi a tres o cuatro cayendo al suelo”, continuó. Otro testigo contó que ayudó a personas heridas en el estacionamiento del centro. “Desafortunadamente, perdimos a un señor”, declaró a la televisión.

Dejá tu comentario