27 may. 2024

Confirman que detenido participó de ataque; lo consideran un sanguinario

Bruno Enrique Reis participó del atentado cuyo resultado fue el cuerpo cercenado de un niño de 5 años por balas calibre 9 mm, según un informe pericial. Encontraron sus huellas dactilares en el vehículo.

Los criminales que dieron muerte a un menor de 5 años, bajo una lluvia de proyectiles, el pasado miércoles en el barrio Madame Lynch, de Asunción, van teniendo rostros, según la policía, que confirmó que uno de los presuntos sicarios, Bruno Enrique Reis, aprehendido en el allanamiento del viernes último, participó en el atentado en el que murieron el niño Gabriel Giménez y su padre, Willian Giménez.
El dato fundamental lo confirmó el comisario César Silguero, jefe de Criminalística de la Policía, basándose en los resultados de las huellas dactilares levantadas de la camioneta Chevrolet Tracker, móvil utilizado para el traslado por los sicarios que acribillaron el automóvil de la víctima.
Tanto con las huellas como otros elementos levantados del allanamiento en la vivienda del barrio Santa María, la Policía ya confirmó que parte de la logística incautada tiene relación con estas muertes violentas, que tienen como trasfondo una guerra entre organizaciones criminales.
VINCULACIÓN. En ese sentido, cuando fueron atrapados Reis, Diego Niz Pérez, Rony Román Ramírez y la pareja de este, la Policía los vinculó con el capo del PCC conocido como el Galán, alias de Elton Leonel Rumich Da Silva.
Además de los cuatro automóviles incautados, la Policía encontró el arsenal que fue enterrado en un tambor en el patio de la casa alquilada por la mujer, quien quedó procesada y fue llevada presa a la cárcel de mujeres.
Entre las armas incautadas están tres pistolas 5.7 x 28, conocida como matapolicías, con capacidad de atravesar chalecos y cascos antibalas, comunicó el comisario Silguero. Asimismo, confirmó que dos de los fusiles incautados fueron utilizados para disparar contra la camioneta de la víctima el pasado miércoles. Dos de los vehículos incautados están de manera irregular, según Automotores.
DOS FUSILES. El fusil calibre 7,62 x 39 modelo AMD-65, serie AMD6500277, de procedencia estadounidense, disparó cuatro veces contra el móvil. El otro fusil del mismo calibre, modelo M70AB2T, con serial borrado y de procedencia yugoslava, fue usado también para el ataque, informaron los expertos en balística.
La víctima fatal era uno de los secretarios del supuesto narco Jarvis Chimenes Pavão, recluido en la Agrupación Especializada. Aún no se tienen datos sobre el trasfondo del crimen, aunque hay varias hipótesis, informó la policía. La primera es la pelea entre Galán y Jarvis por cuestiones de territorio y deudas impagas por hechos delictivos que –supuestamente– ambos tramaron en la frontera. Otro sería a causa de la masacre registrada en la discoteca After Office en Pedro Juan Caballero, donde Galán era el objetivo, según las sospechas de la pesquisa, y que fue dirigido por Willian.

Rostros del demencial ataque
Bruno Enrique Reis
La Policía Federal del Brasil reportó a autoridades paraguayas que Reis de Oliveira es uno de los sicarios más sangrientos que tiene el PCC. Lo catalogan como el sicario más efectivo. Cuenta con antecedentes policiales, ya que fue detenido con otros miembros de la organización en Pedro Juan Caballero en el 2016.

Diego Niz Pérez
Los informes señalan que Niz ingresó al grupo criminal y se trasladó hasta Asunción para cumplir el trabajo de sicario, según fuentes investigadoras del atentado.
El joven es paraguayo y recibe supuestamente adiestramiento en el grupo criminal que opera de cerca con Bruno Enrique Reis de Oliveira.

Embed