Mundo

Confinado y en recesión, el planeta celebra el 1 de mayo

 

Con casi nulas manifestaciones ni desfiles. El planeta celebró confinado el Primero de Mayo, debido a la pandemia del nuevo coronavirus que se ha cobrado casi 235.000 vidas y socava la economía mundial, a la vez que sigue alimentando la tensión entre Estados Unidos y China.

El Día Internacional del Trabajo, festivo en muchos países (con excepciones como Estados Unidos, Canadá o Australia), transcurrió sin concentraciones, por primera vez en la historia de los sindicatos, que llamaron a otras formas de movilización, en los balcones o en las redes sociales.

Como en Indonesia, donde la principal confederación desplegó pancartas en 200 ciudades e invitó a “manifestarse desde casa”, o en Zaragoza (España), donde los ciudadanos se manifestaron desde el coche, sacando banderines y pancartas por la ventanilla.

La principal reivindicación es que se garanticen los salarios pues, al igual que en el resto del mundo, la pandemia obligó a innumerables empresas a reducir o suspender su actividad.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), al menos 1.600 millones de personas podrían perder sus empleos debido al confinamiento y a la consecuente recesión histórica.

EEUU, país más afectado con casi 63.000 fallecidos, registró más de 30 millones de solicitudes de ayudas por desempleo desde mediados de marzo, un récord. En Europa, España, uno de los países más golpeados, anunció un desplome del 9,2% de su PIB este año. La actividad cayó un 3,8% en la zona euro en el primer trimestre y un 4,8% en ritmo anual en EEUU.

En América Latina, donde la pandemia ya provocó más de 11.000 muertes y 215.000 contagios, varios países contemplan levantar algunas restricciones. Pero “una flexibilización inmediata de las medidas podría ser desastrosa”, alertó Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Contagiosas de la Organización Panamericana de Salud (OPS). AFP

Dejá tu comentario