05 mar. 2024

Conciencia sucia: En las esquinas pululan minivertederos al aire libre

Paisaje riesgoso. Son cada vez más los lugares donde se acumula basura que es dejada por los ciudadanos, dando aún un aspecto más descuidado a la capital del país.

Además, este panorama representa un mayor peligro para la salud de la comunidad. Más aún en estos tiempos en que los casos de chikungunya aumentan sin parar.

Barrio Obrero, Sajonia, periferia del centro asunceno, son solo algunos de los puntos donde aparecen los montículos de basura.

Esta situación se genera en ocasiones por la falta de recolección. Pero también muchas personas eligen tirar la basura al aire libre, ya sea optando por una esquina particular, patios baldíos, propiedades abandonadas o cauces de arroyos.

Esta práctica es llevada adelante por los recolectores informales y también por personas particulares que viven a unas cuadras del lugar.

Un ejemplo de la situación se ve en la esquina de Itapirú y Parapití, de barrio Obrero. En dicho lugar, las basuras se acumulan con las ramas caídas de un árbol cercano.

Según comentó una vecina, el lugar suele ser utilizado para dejar desperdicios traídos desde otros lugares.

Reclamó que varias veces llamó a la Municipalidad su recolección. Sin embargo, no ha recibido respuesta.

“Las veces que vienen suelen traer un tractor y levantan toda la vereda de la vecina. Después ya no arreglan”. Agregó que el minivertedero empezó a aparecer hace 10 años aproximadamente.

Dos cuadras más abajo de la dirección, en una otra esquina se repite la sucia postal, ya habitual en varias ciudades.

El problema se agrava con la existencia de una casa abandonada, la cual está llena de malezas de más de un metro.

Vecinos de la calle Ygatimí y Hernandarias se comunicaron a esta redacción. Contaron que en dicha dirección también existe un minivertedero al aire libre.

Un móvil del diario se acercó hasta el sitio para comprobar la denuncia. Sin embargo, el montículo había sido recogido.

Los denunciantes explicaron que esto suele ocurrir a menudo. La basura se acumula durante varios días. Luego es recogida y después de unas jornadas vuelve a aparecer con nuevos bríos y hedores en dicha esquina.

La falta de conciencia ciudadana propicia la aparición de estos lugares. También la persistencia de enfermedades arbovirósicas de esta época del año, transmitidas por el Aedes aegypti.

MIRADA. De los 68 barrios de Asunción, por lo menos el 95% cuenta con casos de chikungunya, estima la doctora Nidia López, responsable de la Dirección de Riesgo de la Municipalidad de Asunción.

“En esta situación que estamos viviendo, el 50% del trabajo recae en la ciudadanía y el otro 50% en las instituciones”, enfatizó.

La doctora recalcó que se debe tener conciencia ciudadana y gestión compartida para hacer frente al problema.

Comentó que en varios lugares se recogen los desperdicios acumulados. Sin embargo, a la media hora ya aparecen de nuevo.

“Tenemos lugares claves que convierten en vertederos. La Fiscalía del Medio Ambiente debe ayudarnos también. Este es un trabajo conjunto”.

La profesional de la salud apuntó también a la falta de educación. Mencionó a los que tienen vehículos particulares y los usan para arrojar sus basuras en otro lugar.

“En su casa no pueden tener la basura. Pero van, la arrojan y causan daño a otras personas”, dijo con ofuscación.

Describió que en los recorridos hechos, en cuatro manzanas a la redonda, encontraron y destruyeron criaderos. Esto da suficiente espacio para que hordas de mosquitos puedan desplazarse y transmitir el virus.

López mencionó que, de acuerdo con los recorridos que realizan, los minivertederos están en todas partes. Incluso en los considerados barrios residenciales.

Según dijo, en la reunión interinstitucional que se realizó hace una semana, se planteó también endurecer la pena para quienes lanzan su basura a los vertederos clandestinos.

Recordó que los lavarropas, inodoros y otros artículos similares son importantes criaderos de mosquitos.

Por tal motivo, señaló que la ciudadanía debe aprovechar las mingas que se realizan en los barrios para deshacerse de dichos artículos en desuso.

Adelantó que para hoy se llevará a cabo la jornada de limpieza ambiental en Loma Pytá y mañana en Roberto L. Petit. Como ocurre en cada epidemia de arbovirosis, trabajarán con Senepa.

Enfermedades como chikungunya son problemas sociales y el problema más grande es la falta de educación. Nidia López, Riesgo de Municipalidad.

2 años pueden durar las secuelas de chikungunya. Lo más notable es el dolor persistente de las articulaciones.

30 por ciento de los casos de la enfermedad llegan a ser asintomáticos. En su mayoría, son cuadros leves.

5.625 es el total de casos de chikungunya en las últimas tres semanas, según el reporte que será actualizado de Salud.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.