País

Con uso de tecnología, indígenas se capacitan para defender sus tierras

Aprendieron cómo usar una aplicación que les permite verificar sus territorios. Llegaron al curso que se realizó en la capital jóvenes de distintas comunidades de regiones Oriental y Occidental.

Para monitorear, vigilar y hasta medir sus tierras ancestrales, jóvenes indígenas enxet, nivaclé, aché, qom, guaná y mbya guaraní se capacitaron durante la semana en una aplicación que les permite realizar estas tareas.

Desde que aprendieron a utilizar el programa ya descubrieron todo tipo de irregularidades como invasiones, malas medidas y usurpación en sus comunidades.

La conservación de los bosques y el territorio desde la visión de las mujeres indígenas del Chaco Paraguayo: Avanzando hacia la consolidación de REDD+ en los territorios indígenas se denomina el proyecto que encabeza la Articulación de Mujeres Indígenas de Paraguay, con el apoyo de la Fundación SOTZ'IL y la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura).

El curso también es para la protección del medioambiente en sus comunidades, según contaron los propios protagonistas, donde fueron capacitados por indígenas de otras comunidades que ya fueron instruidos anteriormente y trabajan con las organizaciones.

“Encontramos que un territorio que tenía que ser de 120 hectáreas solo tenía mensuradas 117 hectáreas, estaban perdiendo territorio los hermanos de una comunidad. Esto lo vimos monitoreando con este programa”, cuenta Ismael Romero, mbya guaraní, quien fue uno de los instructores de los demás jóvenes durante los talleres.

Romero ya trabaja como instructor y asesora a otras comunidades que requieren de sus servicios para el monitoreo. Su capacitación se dio antes de la pandemia y fue uno de los que conformaron el primer grupo en los cursos.

Entusiasmo. Los jóvenes de las comunidades llegaron desde la Región Oriental y también desde la Occidental para formarse en la plataforma Pro Area Field Meassure.

Isaac Rojas (22) es uno de los jóvenes que participaron de las clases desde Teniente Irala Fernández, de la comunidad Enxet Sur.

“Estamos aprendiendo a vigilar nuestro territorio hectárea por hectárea. Nosotros tenemos este conocimiento ahora para servir y ayudar a nuestra comunidad”.

Para el joven Eusebio Villanueva, de la comunidad Guaná del río Apa, esta herramienta es demasiado importante para poder ayudar a su comunidad en la protección de sus hectáreas.

El joven estudiante de Derecho es también parte de la organización Promotores Jurídicos Indígenas del Paraguay. “Algunas comunidades cuentan con títulos, otros estamos en trámite las hectáreas que el Estado había prometido desde el 2008”, explicó.

Además de vigilar sus tierras, también pueden controlar mejor la conservación de sus bosques, de sus chacras y el recorrido de sus animales en el caso de las comunidades que se dedican a la cría.

Falta. La ausencia de computadoras y drones es lo que dificulta la práctica de monitoreo en cada comunidad, expresó el ingeniero Forestal Gustavo Rubira, consultor de la FAO. Indicó que sería bueno que doten de esta tecnología a las distintas comunidades para fortalecer el proyecto.

Participé del primer curso, fueron ocho meses y aprendimos a usar esta herramienta y ahora me toca trabajar para capacitar a otros compañeros. Ismael Romero, tutor indígena del curso de monitoreo.

Es muy importante este curso para ayudarnos a vigilar nuestras tierras, donde algunas comunidades todavía no tienen título. Eusebio Villanueva, joven guaná.

Sería bueno también que se les dote de al menos una computadora por comunidad para este trabajo. El dron también es importante. Gustavo Rubira, consultor de la FAO.

Dejá tu comentario