País

Con terapia de plasma, 30% de enfermos evitaron UTI y respirador

 EXPERIMENTAL. Ensayo clínico culminó y se espera la aprobación para implementar como terapia. PROCESO. En cuatro meses, 320 enfermos con Covid-19 accedieron a la transfusión de plasma.

Los resultados preliminares del tratamiento experimental en el país del ensayo clínico de terapia con plasma de convalecientes (recuperados de Covid-19), que se aplicó a 320 enfermos con coronavirus, revela que el 30% no requirieron ser internados en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) ni la asistencia respiratoria, dijo el doctor Óscar Echeverría, coordinador de la Promoción de la Donación Voluntaria de Sangre del Ministerio de Salud Pública (MSP).

“A grandes rasgos se encontró que un poco más del 30% de pacientes que fueron transfundidos, en comparación con el resto de los pacientes que no recibieron el tratamiento, hubo una mejoría. No entraban a terapia ni al respirador. En comparación a otros trabajos científicos es una conclusión similar”.

Las personas que se recuperaron del Covid-19 tienen anticuerpos, es decir, proteínas que el cuerpo usa para combatir las infecciones en su sangre. Tras la donación se obtiene el plasma, que es la parte líquida de la sangre que se transfunde a los pacientes. La terapia experimental permitió evitar cuadros graves, derivaciones a terapia y asistencia respiratoria, según los resultados preliminares. El ensayo clínico incluyó a los servicios del MSP, el Instituto de Previsión Social (IPS), el Hospital de Clínicas y el sector privado. El estudio se inició en agosto y culminó a finales de noviembre. Los resultados fueron entregados al ministro de Salud, Julio Mazzoleni.

Actualmente, siguen recibiendo la donación de sangre de pacientes recuperados de Covid-19. Un promedio de diez por día se capta en el MSP. Pese a que el ensayo clínico culminó, el plasma se guarda para su uso, una vez que se apruebe el tratamiento y se den las condiciones para proseguir con el estudio.

REGISTRO OFICIAL

“Fue un ensayo clínico debido a que es una terapéutica que no está aprobada. Un ensayo clínico implica que hay una evolución permanente desde el donante y de los pacientes. Seguridad, eficacia del tratamiento. Eso lleva una cantidad inmensa de papeleos, registros, evaluaciones, análisis”. La meta era de 277, pero se lograron 320.

El equipo del Programa Nacional de Sangre aguarda la aprobación para el siguiente paso: tramitar la aprobación del tratamiento ante la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa). “Estamos esperando una decisión de la alta gerencia del MSP. Para que se pueda presentar a Dinavisa que autoriza los ensayos clínicos para terapéuticas que no están aprobadas aún, para que pueda proseguir”.

El doctor Echeverría sostiene que un ensayo clínico requiere de muchos papeleos para el registro, por lo que estima que actualmente con el colapso de los servicios, el estudio no se podría concretar adecuadamente. La transfusión se realiza en etapa temprana, en los primeros días de internación y sin que hayan transcurrido 15 días de la enfermedad. El plasma se aplica en dos unidades, en un lapso de 24 horas. Por el momento, los resultados son alentadores.




Dejá tu comentario