23 jul. 2024

Con rúbrica de narcos, en el Chaco hallan ejecutado a piloto de avioneta

En el lugar incautaron vainillas servidas y envoltorios de sustancias de estupefacientes con sellos colombianos. La avioneta fue arrastrada de la pista con un tractor para ser calcinada después.

Investigan. La avioneta fue arrastrada y calcinada intencionalmente.

Investigan. La avioneta fue arrastrada y calcinada intencionalmente.

En un operativo fiscal-policial, encontraron una avioneta incinerada y el cuerpo del piloto ejecutado y enterrado en una fosa, a metros de la estancia Divino Niño Jesús, en Teniente Pico, Departamento de Boquerón. Hay indicios de que gente del narcotráfico estaría atrás.

“Se le ejecutó a una persona y se incineró a propósito la avioneta, se le sacó el motor, se metió en el monte como 100, o 150 metros, se arrastró con un tractor y ahí se procedió a incinerar”, detalló ayer el fiscal Andrés Arriola.

El hombre asesinado tenía un solo impacto de bala a simple vista, pero fue remitido a la morgue de Asunción para su inspección, ya que tendría entre 10 a 15 días de fallecido, según confirmó la médica forense.

El fiscal detalló que en el bolsillo del hombre enterrado había G. 1.800.000 y USD 500. Además se sabe que hay reportes de un piloto desaparecido y se presume que sería el fallecido, indicó el fiscal Arriola.

Por otra parte, la avioneta calcinada que pilotaba el hombre tenía la matrícula ZP-BOK. El agente del Ministerio Público señaló que se tendría que confirmar si esos datos fueron adulterados o son originales.

LO INCAUTADO. La avioneta se encontraba cerca de una pista de aterrizaje que pertenecería a los dueños de la estancia Divino Niño Jesús, y alrededor de ella bidones de 60 litros de combustible tipo nafta para avión y además 17 vainillas servidas de un arma 9 milímetros.

“En la cabecera de la pista había envoltorios de los que serían de drogas, pero en pozos, y también se encontraron escaleras para cargas rápidas de aviones, que hace presumir que posiblemente la pista está muy activa, con un tráfico muy fluido”, refirió.

Agregó que se trataría de “una zona roja que está siempre vigilada por narcotráfico y la pista no estaría habilitada”, explicó el fiscal.

En los pozos encontraron los envoltorios con sellos de sustancias de estupefacientes de marcas colombianas.

SOSPECHAS. El escenario sigue siendo muy confuso para los investigadores, quienes adelantan que realizarán varios allanamientos, pero lo que suena más fuerte es que sería un suceso realizado por gente del narcotráfico.

Según vecinos de la zona, la estancia sería de los Calonga, grupo de supuestos narcotraficantes que opera en la localidad de Pedro Juan Caballero. Sin embargo, el fiscal explicó que para saber de quién sería la propiedad, se verificaría con el Indert y en Registros Públicos.

Al inicio de la investigación se creyó que la avioneta había caído y luego explotó, pero en el operativo confirmaron que fue incinerada intencionalmente.

El procedimiento estuvo liderado por el fiscal Andrés Arriola, junto con agentes de Investigación de Delitos y el Departamento de Crimen Organizado de la Policía Nacional, además de especialistas de Criminalística y un médico forense.


Llamativamente, encargados de la estancia no se encuentran
El administrador y el capataz de la estancia no se encuentran en el lugar. Aparentemente después de lo ocurrido, en el lugar le mandaron llamar a una persona nativa para encargarse de la propiedad, a quien le giraron dinero el sábado pasado, hecho que sería verificado también.
El fiscal Arriola explicó que ya se tienen indicios de la identidad del propietario de la estancia Divino Niño Jesús, que cuenta con una pista de aterrizaje y se encuentra a unos 200 kilómetros de la ciudad de Mariscal Estigarribia.
Por otra parte, Arriola detalló que ese es un lugar inhóspito y donde hay poca comunicación, por lo que la información del suceso demoró en llegar a los intervinientes.


Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.