24 feb. 2024

Con reactivación de ruta low cost crece atractivo para ir a Argentina

Con la reanudación de vuelos de bajo costo entre Asunción y Buenos Aires, la capital del vecino país aumentó en su atractivo para recibir las visitas de los turistas provenientes de Paraguay.

Eduardo Villalba

(ENVIADO ESPECIAL

BUENOS AIRES)

Según datos oficiales del Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur) de Argentina, entre los meses de enero y setiembre de 2022 más de 280.000 paraguayos visitaron suelo argentino, con una recuperación del 50% del movimiento que se tenía en la prepandemia.

A su vez, los reportes muestran que la mayoría de los compatriotas que van hasta la nación vecina eligen a la ciudad de Buenos Aires como destino, lo cual apunta a aumentar durante los próximos meses si se tiene en cuenta la aparición en nuestro país de la firma JetSmart, que conecta a Asunción con Baires desde mediados de noviembre.

Verónica Marambio, gerente de Mercados Internacionales de la mencionada firma aérea, había señalado que ofrecen al público la posibilidad de realizar vuelos de mañana los días martes, jueves y sábado, con precios que –al menos por el momento– tienen como base mínima la referencia de USD 77.

Por medio de la modalidad low cost, que es muy utilizada en muchas otras partes del mundo, pero en Paraguay desapareció temporalmente como efecto colateral de la crisis por el Covid, se estima movilizar al año a alrededor de 45.000 personas que hoy en día o no viajan a Buenos Aires o lo hacen por tierra, con las demoras comparativas que eso implica.

JetSmart ofrece vuelos que en promedio son 35% más económicos que los habituales, con aviones con capacidad de poco menos de 190 pasajeros, que según los representantes de la compañía se adecuan a los más altos estándares de seguridad y tecnología.

llamativos. Con este viaje de bajo costo se tiene la oportunidad de llegar a Buenos Aires, una ciudad que ofrece numerosos atractivos para los turistas en general, incluyendo al público paraguayo. En ese sentido, Última Hora tuvo la oportunidad de hacer un recorrido por los principales puntos turísticos de la localidad, en la zona norte de la capital argentina.

La gastronomía y la cultura son los puntos fuertes que ofrecen ubicaciones como Palermo, Recoleta y Puerto Madero, con una enorme variedad de opciones que abarcan desde bares y restaurantes a puntos icónicos como el Teatro Colón y otros infaltables, como pueden ser por ejemplo el Obelisco.

Estando allí, las personas tienen la posibilidad de contactar con alguna agencia de turismo local para recorrer Baires o comprar los tiques para usufructuar el bus turístico oficial de la ciudad, vehículo que se puede observar constantemente atravesando los principales puntos que Buenos Aires tiene para ofrecer.

La cotización del peso con relación al guaraní puede sumarse como otro beneficio, aunque cabe resaltar que los precios fijados en el vecino país son en su mayoría más elevados que los que se tienen acá, como consecuencia de la hiperinflación. Pero un punto que puede ser de ayuda es la iniciativa que se tiene para que los turistas accedan a una cotización de dólar preferencial con el uso de tarjetas de crédito, que está próximo a implementarse.

Ya no rigen los antiguos protocolos respecto al Covid, por lo cual ingresar a Argentina es más sencillo. De esta forma, para una escapada corta o una estadía más larga, este destino se vuelve cada vez más atractivo para los turistas locales. Además, crece la posibilidad de que los ciudadanos argentinos puedan conocer nuestro país, con la nueva conexión aérea.

45.000 personas al año es lo que busca movilizar la firma JetSmart, apuntando a pasajeros que no suelen volar.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.