Economía

Con evaluación de riesgos, el país busca fortalecer lucha antilavado

 

La Coordinación del Sistema ALA/CFT (Antilavado de Activos y Contra el Financiamiento del Terrorismo) realizó ayer el lanzamiento de la actualización de la Evaluación Nacional de Riesgos (ENR) de lavado de activos, financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva.

La ENR es un ejercicio que se realiza con base en lo recomendado por el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y permite a los países redefinir su política en materia de prevención, considerando los mayores riesgos latentes, amenazas y vulnerabilidades. Paraguay ya realizó este estudio en tres oportunidades previas.

Durante el lanzamiento, las autoridades nacionales resaltaron que la evaluación es un insumo clave para la definición de las políticas de prevención y persecución de hechos de lavado de activos, financiamiento del terrorismo y de la proliferación de armas de destrucción masiva a ser aplicadas en la nación, las cuales, a su vez, serán consideradas en las próximas evaluaciones internacionales.

Carmen Pereira, viceministra de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), resaltó el arduo trabajo realizado en el marco de la Cuarta Ronda de evaluaciones del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), pero aseguró que el país ya empieza a prepararse para los siguientes exámenes antilavado. En ese sentido, aseguró que la ENR supondrá una “nueva fotografía” de la realidad actualizada del país y que esto debe ser el marco referencial para las próximas tareas a ser encaradas.

“El mundo evoluciona, el crimen organizado cuando ve que ya no tiene lugar en donde entrar, va buscando nuevas situaciones, nuevos sectores, tenemos grandes desafíos en la materia, como el campo de la moneda virtual, y eso nos lleva a estudiar muchísimo y a prepararnos”, manifestó.

Anterior. El narcotráfico, la corrupción, el contrabando, entre otros, fueron las principales amenazas identificadas en evaluaciones anteriores, recordó Pereira. Posteriormente, se fueron agregando más, segmentando entre el contexto doméstico y el internacional, con lo cual se sumaron aspectos como la informalidad, la situación de la zona de triple frontera y la falta de coordinación de órganos de inteligencia, por citar algunos.

Del evento de la víspera participaron además representantes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), organismo que brindará asistencia técnica para la elaboración de la nueva evaluación de riesgos. Roberto De Michele, jefe de División del BID, aseguró que la labor a encarar está relacionada a los compromisos internacionales asumidos por el país, pero resaltó que la misma también sirve para proteger a la economía formal de la nación. “Una ENR es un instrumento para generar políticas públicas, para identificar y perseguir delitos muy graves y muy serios, que generan efectos muy bien documentados respecto de la economía, la estabilidad política y la legalidad del país”, sostuvo. El trabajo para concretar la nueva evaluación durará entre 10 a 18 meses.


Paraguay inició proceso para actualizar su evaluación de riesgos de lavado, con la finalidad de fortalecer la lucha contra este flagelo. Análisis permite identificar amenazas y vulnerabilidades en el país.

Arregui dice que estamos “a un paso” de “calificación positiva”
Carlos Arregui, ministro de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), aseguró que Paraguay está “a un paso” de tener “una calificación positiva” en el examen del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), que forma parte de la denominada Cuarta Ronda de Evaluación Mutua (EM).
La calificación de Paraguay se dará a conocer en el mes de julio, en el marco del pleno de representantes del Gafilat, a realizarse en Quito, Ecuador. Arregui dijo que nuestro país tiene avances importantes en materia de las normativas previstas para prevenir y combatir el lavado de activos, pero advirtió que también se evalúan los resultados logrados desde el punto de vista de la eficacia en la aplicación de las disposiciones legales.
Por su parte, Fernando Filártiga, miembro del Directorio del Banco Central del Paraguay (BCP), señaló que los representantes del sistema antilavado local se encuentran en una fase de “optimismo moderado” respecto a los resultados de la inspección antilavado, pero resaltó la importancia de continuar trabajando sobre los riesgos, controles y resultados antilavado.

Dejá tu comentario