Hora del Este

Comuna se cierra por pelea entre concejales

La Municipalidad de Hernandarias se cerró nuevamente por disposición de Carmen Álvarez, quien se niega a entregar la Intendencia a Blas Leguizamón. El concejal tiene el aval de la Junta Municipal para ocupar el cargo.

Por Sofía Masi | CIUDAD DEL ESTE

La institución comunal de la ciudad de Hernandarias, ubicada al norte de Ciudad del Este, amaneció ayer fuertemente custodiada por efectivos del Grupo Especial de Operaciones de la Policía Nacional. Las puertas se cerraron y los funcionarios municipales no trabajaron, por disposición de Carmen Álvarez, quien ocupa la Intendencia y se niega a entregar el cargo al concejal Blas Leguizamón.

El conflicto por la Intendencia de Hernandarias no se termina de definir. Este lunes en horas de la tarde, los concejales reconocieron a Blas Leguizamón como intendente de la ciudad, en sesión ordinaria de la Junta Municipal. Los ediles avalaron la resolución del Tribunal Superior de Justicia Electoral que deja sin efecto el dictamen de la Justicia Electoral del Alto Paraná y Canindeyú, que nombraba a Carmen Álvarez como intendenta.

La sesión de la Junta se realizó en uno de los corredores de la Municipalidad, debido a que Carmen Álvarez clausuró la sala de reuniones. Participaron 10 concejales, 7 titulares y 3 suplentes. Por su parte, Álvarez, quien hasta la fecha, se desempeñaba como intendenta interina, intentó suspender la sesión y manifestó que no reconoce la reunión mantenida entre los concejales. Alega que el caso debe resolverse en la Justicia.

INCERTIDUMBRE. Se desconoce el final de esta disputa por el sillón de la Intendencia. Ninguno de los concejales colorados está dispuesto a ceder y Hernandarias parece tener dos jefes comunales. La Corte Suprema de Justicia pidió la semana pasada, todos los documentos del caso para analizarlo a fondo y dictaminar una sentencia definitiva. Aún se esperan resultados.

Blas Leguizamón, al no poder ingresar a la Municipalidad, pretende recurrir a organismos de la Justicia, incluso de conseguir una orden de allanamiento.

"No queremos atropellar, queremos actuar dentro del marco de la ley. Soy intendente por disposición del Tribunal Superior y eso se debe respetar. Al parecer Carmen está haciendo de todo para que yo no ocupe el cargo", señaló Leguizamón.

Carmen Álvarez por su parte alega que el caso debe resolverse en la Justicia Ordinaria y que hasta que la Corte no diga lo contrario, ella sigue siendo la intendenta de Hernandarias. Ayer declaró asueto municipal y anuncia una auditoría interna en la Municipalidad.

Dejá tu comentario