Política

Compra de inmueble genera gran confusión en Isla Umbú

La intención de Ramón Sosa, intendente municipal de Isla Umbú, Departamento de Ñeembucú, de comprar una propiedad de unas tres hectáreas por 300 millones de guaraníes, genera una tremenda confusión entre los propios concejales del citado municipio.

El pasado 9 de marzo, a solicitud de Sosa, la Junta Municipal se reunió de manera extraordinaria para tratar la adquisición del inmueble.

Los legisladores comunales aprobaron la compra, pero hasta el momento no tienen claro cuál será el modo de pago por la propiedad.

El concejal por el PLRA, Gabriel Benítez, asegura que de acuerdo a lo planteado por el intendente, es la Municipalidad la que se encargará de pagar los G. 300 millones, que según Benítez es una suma que no concuerda con la realidad del costo de los terrenos de la zona. Mencionó que sobre empedrado y en zona alta, el precio por hectárea no supera los G. 20 millones.

Explicó que en vez de comprar por hectárea, la Municipalidad lo hará por lotes y que este hecho lleva a que la propiedad cueste mucho más de lo que realmente vale.

Por un convenio con Yacyretá y el Municipio, se construirán 50 viviendas económicas para familias de escasos recursos. La construcción está a cargo de la EBY, pero para el efecto la Municipalidad debe proveer la propiedad.

Benítez dijo que en el acta donde consta que la Junta aprobó la compra del inmueble, no figura el costo ni la forma de pago, y que solamente consta que se realizará de acuerdo con lo planteado por el intendente.

Añadió que según la presentación, la Municipalidad hará como una suerte de préstamo a los beneficiarios de las viviendas y que posteriormente estos deberán devolver el préstamo en un período de 6 años, con la suma de un millón de guaraníes por año.

Ante esta situación aparece la concejala colorada Otilia de Pavón, quien sostiene que lo aprobado por la Junta Municipal establece la compra del terreno por G. 300 millones y que la Municipalidad se hará cargo de pagar el 40% de esa suma y que el restante se deberá pagar en un período de dos años.

Añadió que los adjudicados, posteriormente, deberán devolver al Municipio el costo del terreno. Reconoció igualmente que en el acta no consta la forma de pago y que desconoce de dónde la Municipalidad sacará el dinero para pagar, como así también si corresponde legalmente que la institución actúe como prestamista de los beneficiarios.

El concejala Benítez anunció que consultará con sus asesores para determinar qué acción judicial se puede realizar para evitar la compra de la propiedad, en lo que considera se trata de una sobrefacturación. Mencionó que resulta llamativo que la única opción de terreno para comprar que presentó el intendente sea el de la señora Felipa Hermosilla, madre de Ramón Morínigo, candidato oficialista del Partido Colorado a la intendencia de Isla Umbú.

Dejá tu comentario