Sucesos

Comisario retirado es el beneficiado para venta de vehículos chatarras

El dueño de la empresa Merva SA, encargada de la destrucción de automóviles y motocicletas depositados en comisarías, tiene un importante ahorro en costos gracias al acuerdo con la Policía.

Rafael Patiño, propietario de la empresa chatarrera Merva SA, evitó hablar sobre el convenio que tiene con la Policía para destruir alrededor de 9.500 vehículos distribuidos en distintas comisarías del país.

El hombre, según sus vecinos, es un comisario retirado de la Policía Nacional, que lleva años instalado entre las ciudades de San Lorenzo y Capiatá, en un predio donde compactan partes de automóviles y de motocicletas viejas, que luego son vendidos como chatarras por kilo.

En el local llamado El Chatarrero, los operarios que trabajan en el lugar indicaron que el propietario estaba en el hospital, acompañando a uno de sus hijos para realizar algunos chequeos.

Sin embargo, confirmaron que estaban trabajando con los automóviles y motocicletas que están empezando a llegar al local, traídos de distintas comisarías del área metropolitana.

Aurelio Garcete, uno de los que trabaja como compactador, y que lleva más de 20 años en ese oficio, explicó que en el lugar reciben carcasas de automóviles y motos en desuso para luego separarlos en partes de 40 kilos cada uno, que salen para la venta.

Garcete explicó que venden a empresas que luego vuelven a fundir los hierros para convertirlos en varillas y otros objetos.

La concesión de la Policía Nacional a la empresa del ex uniformado le permite un millonario ahorro al ahora empresario.

Compra. Los operarios confirmaron que generalmente, la empresa compra a recicladores a 300 guaraníes el kilo las carcasas de los vehículos, para luego volver a venderlos.

Debido al convenio con la Comandancia, el hombre recibirá de forma gratuita alrededor de 9.500 rodados, entre motocicletas y automóviles, que ya está empezando a retirar de las sedes policiales del área metropolitana, y también lo hará en el Departamento Central y el resto del país.

Este hecho despertó una duda, debido a que Merva es la única empresa elegida para realizar el servicio.

Sin embargo, la Comandancia, a través del comisario Jorge Medina, director administrativo de la Policía Nacional, se encargó de aclarar que no existe ningún acuerdo económico.

“No hay venta de ningún vehículo viejo. Estamos haciendo un convenio y una sola empresa tiene la buena voluntad de retirar”, expresó.

Fuentes policiales señalaron que la empresa elegida fue la única que presentó el proyecto para ir a buscar los vehículos desde las sedes policiales, mientras que otras pidieron que se lleven las chatarras a sus locales para la destrucción. Sin embargo, no descartan que otras firmas se sumen.

Lucha contra el dengue
La Policía está habilitada para deshacerse de los vehículos que llevan más de cinco años varados en comisarías, para dar cumplimiento a una orden judicial firmada por la jueza Vivian López. La medida se dio ante el riesgo de que los rodados abandonados puedan ser eventuales criaderos de mosquitos transmisores del dengue.

Dejá tu comentario