Política

Colorados harán cambios a la ley de binacionales y oposición está alerta

Los liberales y multibancada no aceptarán modificaciones del verbo motor, que hace a la norma imperativa; de lo contrario, quedará en nada. El artículo que habla del control será foco del debate.

Los colorados hoy están en el centro de la atención porque tienen en sus manos la decisión sobre el proyecto que se trata esta mañana en sesión de la Cámara de Diputados que destina los fondos de las binacionales a la salud pública.

Ya está decidido, por parte de la bancada de Honor Colorado, que aprobarán el proyecto, sin embargo, serán aplicadas modificaciones, que tienen en alerta a los partidos de oposición, ya que existen cambios aceptables y no aceptables, porque podrían dejar a la norma inservible.

El líder de la bancada cartista, Basilio Núñez, anunció que agregarán al listado de elementos financiados la palabra medicamentos, que no se menciona en el proyecto con media sanción en el Senado. Explicó que este detalle es una dificultad para las licitaciones en Contrataciones Públicas. También incluirán equipamientos médicos y pacientes en terapia que se ven obligados a ir a los privados.

Se trata del proyecto de ley, “que destina los recursos en concepto de responsabilidad social, empresarial, socioambiental y cualquier otro fondo social, sea cual fuese su denominación de las entidades binacionales Itaipú y Yacyretá, sean utilizados íntegramente para la compra de insumos médicos, materiales de bioseguridad para el personal de blanco, infraestructura hospitalaria y protección social, mientras dure la pandemia del Covid-19”.

NEGOCIABLE. Para la diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González, esta modificación no es necesaria porque el proyecto contempla todos los elementos, detallando que cuando se habla de insumos médicos se utiliza el rubro presupuestario 350, que es objeto de gasto general. “A partir de ahí se desprenden el 351, 352, 353 que hablan de insumos, medicamentos y otros, por lo que no se necesita hacer un listado muy indicativo”, señaló.

No obstante, aclaró que este punto es negociable y no tienen problemas en ceder como “el precio de la paz”.

NO NEGOCIABLE. El punto de conflicto serán las palabras claves que convierten a la ley en imperativas, es decir, que obligan al Poder Ejecutivo a ejecutarla, y todo indica que serán modificadas por los diputados del Partido Colorado. Núñez adelantó que podrían decantarse por palabras como autorícese o facúltese, rechazadas por la oposición.

González dejó claro que si cambian el verbo motor se altera la ley y tendrán que votar por la versión Senado.

“Si cambian el verbo motor vamos a tener diferencias sustanciales y eso ya lo hablamos con bancadas liberales y del tercer espacio. Son verbos que convierten este proyecto en mera expresión de deseo porque no tienen un tinte imperativo que es el ‘dispóngase, derívese o ejecútese’. La ley debe ser imperativa y no indicativa de una facultad que tiene nomás luego el Ejecutivo”, sentenció.

Núñez manifestó que la oposición solo está llevando a cabo una guerra, ya que, según estimó, contabilizando los proyectos aprobados y obras suspendidas, ya se está concediendo a Salud unos USD 225 millones. “Ya le estamos dando recursos a Salud, así que esto es una pelea política”, aseguró. Además, apuntó que esta ley no controla ni transparenta los fondos sociales porque no se sabe cuánto se ejecutó ni de cuánto dinero se dispone. Kattya aclaró que el artículo 4 dispone la rendición de cuentas.


150 millones de dólares es el monto anual estimado en gastos socioambientales de las binacionales Itaipú y Yacyretá.

Ya le estamos dando recursos a Salud, así que esto es solo una pelea política. Y no se transparentan las binacionales. Basilio Núñez, diputado de la ANR.

Dejá tu comentario