Interior

Cocinan cinco mil porciones de tallarín para barrios de CDE

 

Un grupo de amigos que tienen sus ollas populares en los diferentes barrios se unieron esta vez para organizar un almuerzo dominguero para 5.000 personas en Ciudad del Este. La cuarentena obligatoria afecta a miles de familias en el Este del país, debido a la imposibilidad de salir a trabajar, y se cuenta con más de 1.000 ollas populares que tratan de paliar el hambre.

El grupo San Vicente Solidario, encargado de la organización, golpeó varias puertas para llevar adelante el trabajo, de acuerdo con lo explicado por Nilson Acosta, uno de los organizadores. Gracias a las donaciones se logró colectar más de 600 kilos de carne, 700 kilos de fideo y una cantidad similar de mandioca y verduras para poder hacer el menú que consistió en tallarín con carne vacuna.

Los grupos barriales que se adhirieron al trabajo social llevaron sus equipos de cocina y se instalaron en una cancha de fútbol, ubicada en el barrio San Vicente de Paul, más conocido como Villa Fanny, de Ciudad del Este, donde se cocinó la cantidad mencionada.

Posteriormente, cada grupo se trasladó a su barrio para repartir la comida a los comensales. Asimismo, en el barrio también los vecinos pudieron acceder a su porción, para lo cual se hizo una fila respetando la distancia y las medidas sanitarias establecidas por el Gobierno para evitar la propagación del Covid-19. “Una vez más se demostró que los esteños somos solidarios. Todo fue a base de donación. Muchas personas y empresas ayudaron aportando desde un kilo de fideo hasta 50 kilos. Incluso hubo regalos que fueron subastados para adquirir las mercaderías”, explicó Acosta.

Para organizar se recurrió a los amigos que ya se encontraban haciendo su olla popular en sus barrios, quienes se adhirieron al evento, que posibilitó un encuentro de varios grupos solidarios de Ciudad del Este. Desde el inicio de la cuarentena obligatoria, a consecuencia de la pandemia causada por el nuevo coronavirus, existen grupos de vecinos que se dedican a cocinar el almuerzo para las familias más carenciadas de los barrios, que fueron afectadas por la imposibilidad de trabajar y sostener sus hogares. Las ollas populares se tienen Ciudad del Este y otras urbes metropolitanas como Presidente Franco, Hernandarias y Minga Guazú.

Otras organizaciones privadas se dedican a dar soporte logístico, aportándoles una cantidad de mercaderías en forma semanal. También la Gobernación del Alto Paraná entrega bolsas de alimentos a las comisiones organizadas que diariamente cocinan alimentos para sus vecinos.

Dejá tu comentario