Política

Clan González Daher se enriqueció a través de la usura por 60 años

Las víctimas de usura de RGD detallaron los esquemas de apriete que sufrieron y cuestionaron duramente la utilización del sistema de Justicia a través de jueces y fiscales al servicio del clan.

Durante la sesión ordinaria de ayer de la Comisión Bicameral de Investigación al lavado de dinero y otros delitos conexos, dieron su testimonio varias víctimas de casos de usura del clan González Daher, señalando que la familia lleva unas seis décadas acumulando riquezas a través de su sistema de aprietes, con ayuda de jueces, fiscales y políticos.

El abogado Armindo Vera Ferrer, de la firma Digital Entertainment SA, contó que las víctimas se unieron a partir de la lucha que inició el arquitecto Julio Adolfo Mendoza Yampey, una de las víctimas de usura, y celebró la condena de 15 años contra el clan.

“Gracias a esa lucha, las víctimas pudimos unirnos entre todos y llegar a una condena histórica para un familia, un clan, que hace 60 años viene persiguiendo a familias paraguayas, viene destruyendo a familias paraguayas. Y esta es una luz esperanzadora para nosotros, porque, lastimosamente, si bien hubo una condena histórica, hasta ahora seguimos con un halo de impunidad que no nos permite avanzar”, expresó el abogado Vera Ferrer.

Calificó de chicanas jurídicas todas las recusaciones que realizó la defensa de RGD y que impiden hasta ahora la conformación del tribunal de apelación que confirme o anule la condena de 15 años, así como el embargo económico de USD 1 millón.

Dossier. Vera, junto a la abogada Diana Pérez, de la firma Digital Entertainment SA, señalaron que el clan se encargó de destruir a la empresa que representan y entregaron documentaciones respecto a los jueces y fiscales implicados.

“Nosotros le traemos un dossier completo a la CBI, para que investiguen, miren y controlen todo el proceso del Ministerio Público que hasta ahora no se animan a realizar una investigación seria. Como empresa, también creímos conveniente realizar la denuncia ante el Departamento de Estado de los EEUU, ya que en ellos tenemos confianza”, indicó, señalando que existen delitos transnacionales alrededor del caso.

Dijo que, así como marcha el caso judicial contra RGD, quien se encuentra con libertad ambulatoria mientras se estudia la recusación a los jueces del tribunal donde apeló su condena de 15 años, era más probable que los EEUU logren una condena antes.

Participantes. En la reunión de la CBI, Mendoza Yampey relató que él ingresó como querellante adhesivo en la querella que inició Juan Planás. Detalló que RGD le prestó G. 15.900 millones en 17 meses, por lo que él le tuvo que entregar luego G. 24 mil millones, más otros G. 20 mil millones, tras una denuncia en lo Civil y Penal, es decir, pretendió cobrarle G. 44 mil millones sobre los G. 15.900 millones prestados, es decir, le cobró el 276% de lo prestado.

Recordó que tras unirse a Planás, lograron impulsar el caso, detallando que también había otras víctimas del esquema de usura.

Por su parte, el abogado de víctimas de usura de RGD Federico Campos relató los requisitos e intereses impagables que, en estado de necesidad, las personas aceptaban.

Solicitó a la CBI ayuda para que la Fiscalía tome e investigue otros casos de usura denunciados, que se convoque a las personas que dejaron pasar las denuncias, que involucran incluso a jueces y fiscales.

Pudimos unirnos y llegar a una condena histórica para un clan que hace 60 años viene persiguiendo a familias paraguayas.

Si bien hubo una condena histórica, hasta ahora hay un halo de impunidad que no nos permite avanzar. Armindo Vera Ferrer, abogado.

Dejá tu comentario