Interior

Cierran recicladora de Minga Guazú por sospecha de operar ilegalmente

En el lugar trituran neumáticos y son echados a una caldera, que despide un humo que llena de una especie de hollín las plantas y viviendas cercanas, además de despedir un olor nauseabundo.

Una comitiva fiscal judicial verificó las condiciones de una recicladora de neumáticos usados, denunciado de contaminar a 3 barrios del distrito de Minga Guazú, con complicidad de autoridades administrativas. Se trata de un local ubicado en el kilómetro 21, donde estarían depositados unas 20.000 cubiertas al aire libre.

Los vecinos se manifestaron contra la recicladora, instalado en Minga Guazú con un permiso del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), con patente municipal otorgado por la administración anterior de la Municipalidad local.

En el lugar los neumáticos son triturados y echados a una caldera, que despide un humo que llena de una especie de hollín las plantas y viviendas cercanas, además de despedir un olor nauseabundo. Por otro lado, las cubiertas depositadas al aire libre se convierten en criadero de mosquitos que inundan en el sector, conforme a las denuncias. “Encontramos preliminarmente la consumación de tres hechos punibles, que son la contaminación del aire, el incumplimiento de las medidas de mitigación y el procesamiento ilícito de desechos. Su proyecto ambiental inscripto en el Mades no está adecuado a lo que dice”, relató el fiscal del medioambiente, Alcides Giménez, quien intervino en el lugar el martes último.

El juez penal de garantías, Carlos Vera Ruiz, quien acompañó al fiscal ordenó la clausura temporal del local, debido a las irregularidades halladas. Las máquinas debían trabajar hasta las 20:00 del martes, por un proceso para el apagado de las calderas por pedido del propietario Alexandre Vieira, pero acorde a la denuncia de los vecinos seguían trabajando hasta ayer, luego de la clausura.

INVESTIGACIÓN. “Abrimos una causa. Se trata de una millonaria inversión que operaba con la licencia ambiental expedida por el Mades, el patente comercial de la municipalidad. Es una industria que se desconoce bajo qué régimen opera. Una inversión millonaria. Hay muchas aristas que analizar en esta causa que estamos iniciando”, reveló el fiscal. Paralelamente, la Junta Municipal de Minga Guazú, instalada recientemente, resolvió pedir la intervención del local a nivel administrativo, ya que conforme a lo señalado por el proponente, concejal Víctor Lugo, la firma también posee un depósito en el kilómetro 18 Acaray. El intendente Diego Ríos también envió al asesor jurídico, abogado Luis Ramírez, a cerciorarse de la situación para ver qué determinación tomar con relación a la queja de los vecinos.

Dejá tu comentario