Política

César Diesel ya es ministro de la Corte y reemplaza a Miryam Peña

Una ajustada mayoría de 24 colorados y liberales en el Senado lo eligió en sesión extraordinaria. Hubo intentos de devolución de la terna, y luego acusaciones de traición dentro de la oposición.

Tal como estaba previsto, en el Senado una nueva reedición del pacto abdocartollanista, con algunas fugas, hizo posible la elección de César Diesel como candidato para la Corte Suprema de Justicia.

El mismo obtuvo 24 votos colorados y liberales, que votaron en forma dividida.

En cuanto a los demás integrantes de la terna, Gustavo Santander, obtuvo un solo voto, el del colorado Enrique Riera, mientras que Delio Vera Navarro, ninguno.

En el medio del tratamiento de este punto, hubo un intento de devolución de la terna, y la pulseada tuvo como resultado 22 a favor y 23 en contra.

Sectores de la oposición que acompañaron la propuesta, el Frente Guasu, Hagamos, PDP, algunos ex efrainistas, así como varios abdistas, decidieron retirarse de la sesión virtual en señal de protesta.

Posteriormente, hubo acusaciones de traición hacia el liberal independiente, José Pakova Ledesma.

El mismo se había comprometido a votar por la devolución, y al final se inclinó no solo por el tratamiento de la terna sino también su apoyo fue para Diesel, al igual que Amado Florentín.

“Si un traidor puede más que unos cuantos, que esos cuantos no lo olviden fácilmente”, tuiteó la luguista Esperanza Martínez.

Antes de retirarse de la sala, Calé le deseó un “buen provecho” a Pakova Ledesma.

El senador abdista se acopló a la medida de la oposición al igual que Enrique Bacchetta y Martín Arévalo.

Los mismos pretendían que el elegido sea Santander, quien tenía mínimas posibilidades.

El bloque de Patria Querida también en principio estuvo por la devolución de la terna, pero luego en el momento del tratamiento anunciaron que se abstendrían y siguieron participando de la sesión virtual.

el debate. El liberal Eusebio Ramón Ayala fue el que planteó devolver la terna, reclamando la falta de publicidad y transparencia por parte del Consejo de la Magistratura.

En el mismo sentido, acompañaron la propuesta Hugo Richer, Stephan Rasmussen y Patrick Kemper.

El abdista Silvio Ovelar solicitó el tratamiento. Alegó que la renovación de la Corte es una prioridad en la agenda pública, y que no existen impedimentos legales.

El cartista Antonio Barrios refirió que recibió un dictamen jurídico de que el Senado no tiene potestad de rechazar o devolver la terna.

Intervino Desirée Masi para sostener que la Cámara Alta no es ni debe ser pasa papeles, y habló de una rosca de la Corte, del Consejo, del Jurado y del Ministerio Público.

Refirió que el hecho que haya cada vez menos candidatos debe servir de temperatura de que la gente no está dispuesta a pasar por el circo del Consejo.

Fernando Silva Facetti defendió la actuación del llanista Juan Bartolomé Ramírez, como representante de la Cámara Alta ante el Consejo.

Calé cuestionó que se plantee convertir en eunuco al Senado, y que si la terna no satisface se puede devolver.

Enrique Riera dijo que se sentía atrapado como ex miembro del Consejo y pidió la postergación del tratamiento que no prosperó.

Ancho Ramírez alegó que estaba al servicio de sus colegas para cualquier duda, y luego el titular del Congreso Blas Llano defendió la facultad del Senado para la devolución o el rechazo, pero que no hay antecedentes.

Mientras Silva Facetti propuso a Diesel, los referentes de distintos sectores fueron pidiendo permiso para retirarse, y hablaron de terna amañada.

Igual hubo cuórum, a pesar de las 15 ausencias, y se designó al candidato.

Embed

Dejá tu comentario