Economía

Centrales sindicales piden defender el derecho al trabajo

 

La Corriente Sindical Clasista (CSC), afirma que la pandemia por el coronavirus pone en evidencia la falta de políticas concretas de protección del empleo y del trabajador, al interior de la administración del presidente Mario Abdo Benítez. “Conmemoramos esta fecha, una vez más, levantando nuestra consigna de lucha. Hoy el mundo entero y nuestro país enfrenta unas de las peores crisis sociales y económicas por la epidemia del coronavirus y una vez más, el Gobierno de Abdo Benítez desenmascara el empeoramiento de la política de Estado de miseria y precariedad para la mayoría de los trabajadores y trabajadoras de nuestro país”, expresa un comunicado difundido por la CSC.

Condena el abandono a su suerte de los trabajadores para enfrentar la cuarentena, “con una ínfima ayuda económica que nunca llega”, afirman.

La central alega que los trabajadores son despedidos en masa y el Gobierno no hace nada para proteger el empleo ni a los desempleados.

Contra despidos. Las organizaciones sindicales que conforman la Unidad Sindical, en tanto, hacen un llamado a los trabajadores y trabajadoras a luchar contra los despidos defendiendo el derecho al trabajo, a la salud y a la vida digna. “En este momento de crisis queda claro que los trabajadores y trabajadoras son indispensables, creadores y creadoras de toda la riqueza del país. Sin embargo, el Gobierno, una vez más, abandona a la clase trabajadora exponiéndola a la miseria y al hambre”, advierten.

Ante esto, plantean la necesidad de aprobar “una Ley de Fuero Laboral que garantice los puestos de trabajo y evite que los dueños del capital continúen abusando y actuando con arbitrariedad despidiendo a trabajadores y recortando salarios para mantener sus márgenes de ganancia”.

La Unidad Sindical exige el aumento de los subsidios y de los programas de ayuda para los trabajadores y sectores carenciados, así como su implementación eficiente. “Exigimos una urgente reforma tributaria para que el sostenimiento del Estado y los costos de esta crisis la paguen los eternos privilegiados: Sojeros, ganaderos, latifundistas y corporaciones financieras, los banqueros, entre otros, y no los trabajadores”, concluyen.

Dejá tu comentario