Mundo

Central obrera llama a la calma en Bolivia, pero siguen bloqueos

 

La Central Obrera Boliviana (COB) anunció el viernes una pausa en los cortes de rutas que causaban escasez de insumos médicos en plena pandemia, tras la aprobación de una ley que fijó para el 18 de octubre las elecciones generales. Pero los intentos por calmar el clima de tensión política y social no evitaron que ayer se registraran nuevas protestas en el país, donde el conflicto parece enconado entre grupos irreconciliables.

La decisión es "darle un cuarto intermedio (pausa) al conflicto a nivel nacional hasta el 18 de octubre", fecha de los comicios presidenciales y legislativos, dijo el líder de la COB, Carlos Huarachi, cuya organización es afín al ex presidente izquierdista Evo Morales (2006-2019).

"Instruimos a los movilizados para verdaderamente pacificar (el país), porque somos pacificadores, para evitar enfrentamientos y fallecidos", agregó en rueda de prensa.

La COB y otros movimientos de campesinos e indígenas afines a Morales protestaban por los tres aplazamientos que han tenido los comicios a raíz de la pandemia, pues estiman que perjudican al candidato izquierdista Luis Arce.

Originalmente la votación fue convocada para el 3 de mayo y luego fue movida para la primera semana de agosto, después para el 6 de setiembre y finalmente para el 18 de octubre.

Huarachi explicó que con la ley aprobada esta semana por el Congreso, y luego promulgada por el gobierno y ratificada por el Tribunal Electoral, se garantiza que no habrán más aplazamientos. Las protestas y los cortes de rutas siguieron, no obstante ayer, en casi todas las regiones del país. Una caravana convocada por organizaciones cívicas de Santa Cruz salió ayer a desbloquear una de las principales carreteras que comunica a esta región con el resto del país, cortada por sectores sociales afines a Morales. AFP-EFE

Dejá tu comentario