Política

Censan a 283 presos ante hacinamiento y por si puedan votar

 

Los trabajos de censo penitenciario que llevan adelante funcionarios del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) y del Ministerio de Justicia, para identificar a presidiarios que no poseen condenas en la Justicia, y por lo tanto no deberían estar impedidos de votar, culminaron en su primera etapa, según anunciaron los responsables de llevar adelante dichas tareas.

Durante dos días de intensa actividad, los funcionarios estatales llegaron a la recolección de datos de un total 255 personas privadas de libertad (PPL) del Penal Industrial La Esperanza y 28 de La Granja, ubicados en el predio de la Penitenciaria Nacional de Tacumbú.

El Proyecto de Recolección de Datos del Sistema de Gestión Penitenciaria llevado adelante por los dos organismos citados inició el pasado miércoles y tiene por objeto poner fin al problema del hacinamiento, causado en parte por la mora judicial y el desconocimiento de sus procesos.

El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNP) estima que la tasa de ocupación del sistema penitenciario es del 337,7 %, por lo que se piensa en la construcción de cuatro nuevas cárceles.

Aplicación. Unos cincuenta funcionarios en total fueron los encargados del censo, y para ello colocaron hileras de sillas enfrentadas para hacer las entrevistas a los reclusos sobre sus situaciones procesales.

Con una tableta en la mano, los encargados del censo fueron recibiendo uno a uno a los reos de este penal para realizarles el cuestionario establecido para conocer la situación de los mismos en diferentes aspectos.

Explicaron que mediante el Sistema de Información Penitenciaria (SIPPY), implementado para la recolección de los datos, se creó una ficha digital actualizada de cada una de las personas privadas de libertad que están en ambos penales.

Mujeres. Los trabajos de censo del TSJE y el MJ sobre la situación de personas privadas de libertad continúan hoy desde las ocho en la Penitenciaria Nacional de Mujeres “El Buen Pastor”.

El sistema a ser aplicado será el mismo que el realizado en el penal de Tacumbú, y se espera obtener una buena cantidad de datos de las mujeres recluidas en dicha Penitenciaría.

Destacaron que dicha iniciativa conjunta genera un ahorro de cerca de un millón de dólares al Estado, teniendo en cuenta que la creación del sistema y su aplicación es posible mediante técnicos informáticos tanto de la institución electoral y el referido ministerio.

La implementación de tecnología para conocer la situación real de los reclusos en nuestro país es posible mediante un convenio de cooperación que firmaron las autoridades de ambas instituciones estatales.

De esta manera se tendrá datos reales respecto a la situación procesal y personal de cada una de las personas privadas de libertad a nivel país. Así también, servirá como base de datos a la Justicia Electoral en caso de ser aprobado el voto de estas personas.

El año pasado fue rechazado un proyecto de ley en este sentido pero este año podría aprobarse.

Dejá tu comentario