Deportes

Campeão da América

Brasil fue efectivo y celebró en el Maracaná disipando los fantasmas.

Cumplió con su cometido. Brasil logró la Copa América, tras vencer en el duelo decisivo a Perú por 3-1, y suma su novena estrella en el continente.

A lo largo del torneo, demostró tener una mayor regularidad y eficacia y por sobre todo orden y eso demuestra que fue el equipo que menos goles recibió (uno solo, el de ayer, anotado por Guerrero de penal). En esta final, la Canarinha tuvo que soportar los embates de Perú en el principio, pero de a poco fue equilibrando el juego hasta conseguir el primer tanto en una gran jugada previa de Gabriel Jesús, quien lanzó un centro pasado; Everton apareció de manera solitaria para batir a Gallese.

Perú, al que le costó tener el dominio del balón y generar situaciones, encontró la igualdad desde los doce pasos: Paolo Guerrero marcó el empate y acabando con la valla invicta de Alisson.

Pero cuando parecía que la primera etapa culminaba 1-1, Arthur asistió a Gabriel Jesús, quien convirtió con clase el segundo gol que fue determinante.

En el segundo tiempo, Perú fue con todo por el empate, acorralando a Brasil, aprovechando ese momento de superioridad en el juego. Ante el asedio incaico, Tite, con el ingreso de Richarlison y Militao, cortó los ataques, devolviendo el protagonismo y cerca del final selló el triunfo y el campeonato con el penal marcado por Richarlison disipando los fantasmas del Maracanazo y levantando la novena Copa.

Dejá tu comentario