Política

Cachito afirma que Marito no operó a su favor

 

El presidente reelecto de la Cámara de Senadores, Óscar Cachito Salomón, negó la injerencia de Mario Abdo en su reelección como titular del Congreso. Advirtió también que la Asociación Nacional Republicana (ANR) perderá poder político si se quiebra.

“A mí me sorprendió la reacción de un movimiento político, porque a pesar de mi amistad con el señor Mario Abdo Benítez desde hace muchísimo tiempo –desde el 91 que nos conocemos nosotros–, nunca se ha metido él”, expresó Salomón en conversación con radio Monumental 1080 AM.

Ocurre que el ex presidente Horacio Cartes, líder del movimiento Honor Colorado, firmó el martes un comunicado en el que condenó la reelección de Salomón y acusó al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, de tener una “triste e hipócrita actuación”.

El titular del Senado insistió que se sorprendió de tal reacción y alegó que no se llegó a ningún acuerdo con otros bloques partidarios. Agregó que tuvo el acompañamiento de distintas bancadas y redujo la situación de la designación de los integrantes de la mesa directiva del Senado a una simple elección “entre parlamentarios”.

Cachito alcanzó su reelección, gracias a los 25 votos de varias bancadas divididas. Sin embargo, el comunicado firmado por el ex mandatario Horacio Cartes, sostuvo que el oficialismo se alió con la “extrema izquierda” para llegar a su propósito. Sin embargo, hasta el cartismo votó dividido en la elección de Salomón, mostrando un quiebre entre los senadores del Partido Colorado.

“Hago voto de que esto no sea una ruptura, ojalá que sea una cuestión de momento nada más. Tenemos desafíos importantes en octubre. El Partido Colorado si no se mantiene unido significa pérdida de muchas intendencias y de poder político”, vaticinó Salomón en alusión a las elecciones municipales.

Recordemos que el martes pasado se convocó a una sesión del Senado para renovar la mesa directiva y allí se reeligió a Salomón. También fueron electos como secretarios parlamentarios el colorado Javier Zacarías Irún, el liberal José Ledesma y el luguista Miguel Fulgencio Rodríguez. Las autoridades de la mesa directiva iniciarán su mandato el 1 de julio.

Todas las bancadas, a excepción del Partido Democrático Progresista (PDP), votaron en forma dividida. La bancada del Frente Guasu también tuvo voto dividido y Sixto Pereira quedó a cargo de la vicepresidencia primera.

La líder de la bancada llanista, Hermelinda Alvarenga, prefirió abrirse de su sector y, a pesar de que el propio Blas Llano la mandó al frente por la traición, votó por Cachito, y quedó como vicepresidenta segunda. Los demás, entre ellos liberales, luguistas y patriaqueridistas, promovieron la candidatura de Eusebio Ramón Ayala.



Dejá tu comentario