Sociales

Breves

 


Preparan una celebración muy especial
Entre tantas tormentas, Meghan Markle y Harry encuentran sosiego y una gran satisfacción en su hijo Archie, quien el pasado 6 de mayo cumplió su primer año. El pequeño será también el gran protagonista de sus vidas este fin de semana, ya que mañana es el Día de la Madre en Estados Unidos. Una celebración muy significativa porque será la primera que Markle pasa en su país y la segunda ocasión en la que vivirá este día, y ahora de una manera más especial, aunque con las medidas de confinamiento y distanciamiento social por la pandemia.
Recordemos que el año pasado compartió un emotivo mensaje en las redes sociales acompañando a una fotografía en la que se veían los pies de Archie durante un paseo en Frogmore Cottage, en Windsor que decía: “Rindiendo homenaje a todas las madres hoy, pasadas, presentes y futuras, y a aquellas que perdimos y que siempre serán recordadas. Honramos y celebramos a todas y cada una de ellas”.

Sufre una enfermedad además del Covid-19
Esta misma semana se conocía que Claire de Bélgica, esposa del príncipe Laurent, dio positivo en coronavirus. La princesa estuvo luchando contra el Covid-19 a la vez que lo hace contra una grave enfermedad que sufre desde hace seis meses y de la que se dio información ahora. Según la prensa belga, no se conoce la dolencia exacta de Claire, solo que le fue diagnosticada en una etapa muy temprana hace ya medio año. La princesa lleva una vida tan discreta que su enfermedad no se llegó a conocer hasta este momento. Quizás porque todo el protagonismo se lo lleva habitualmente su marido, quien es asiduo a las polémicas, como la que protagonizó el pasado julio en la Fiesta Nacional de Bélgica cuando se puso a hablar por el celular en pleno desfile militar. A su lado, estoica, siempre manteniendo la compostura e intentando salvar la solución estaba Claire, una gran desconocida para el público. Claire y el príncipe Laurent se casaron el 12 de abril del 2003.

Dejá tu comentario