País

Brasileños denuncian estafa en programas de posgrados 

Invirtieron al menos dos años de estudios y alrededor de G. 15 millones para seguir cursos de posgrado en Paraguay, sin contar gastos administrativos y la estadía en el país.

“Un sueño que se convirtió en una gran pesadilla”, así definen su angustia tres estudiantes brasileños que realizaron tanto Maestrías como de Doctorados en la Universidad Columbia del Paraguay; mediante un convenio que el Instituto Ideia de Brasil tiene con dicha casa de estudios.

ÚH accedió al relato de Iracema Ferreira, Marcelo Souza Oliveira y Letícia Priscila Azevedo de Sousa, ex alumnos de la citada institución. Ellos dan cuenta del “esquema de estafa” del cual –aparentemente– fueron víctimas.

El fraude comienza en Brasil, donde Ideia –instituto reclutador de estudiantes– ofrece cursos de posgrado para estudiar en Columbia. Los interesados se matriculan y pagan todo en su país, inscripción y cuotas. Mientras, el curso sigue de forma presencial en la sede ubicada sobre 25 de mayo casi Antequera.

Los estudiantes señalados iniciaron sus estudios entre 2015 y 2016, tanto de Maestría en Ciencias de la Educación como de Doctorado. Rindieron todas las materias correspondientes y hasta defendieron sus respectivas tesis. Pero, hasta hoy, siguen esperando sus constancias y antecedentes académicos para la “reválida” o convalidación en Brasil.

El abogado Antonio Melgarejo, uno de los representantes legales contratados por los referidos estudiantes, apuntó que pasan dos años y aún no reciben las documentaciones.

“El operador allá en Brasil, para que el alumno vaya a mesa examinadora, tiene que cancelar las 24 cuotas, abonar mesa examinadora, tutoría, tesis, etc. Pero, el alumno no maneja el pago del operador a la institución”, dijo al calcular que actualmente hay unos 10 alumnos afectados.

Columbia, al parecer, retiene los documentos porque Ideia no cumple en transferirle el porcentaje en tiempo y forma. “El alumno defiende su tesis, regresa a su país y se queda esperando las documentaciones como la constancia de defensa, programas de estudios que tardan algunas semanas; pero reciben después de meses de insistir”, indicó al relatar que “el operador cobraba, pero no pagaba en fecha a la universidad que, para no quedar con el clavo, retenía el trámite hasta que el operador le pagaba”.

Ideia está en el país desde 2011. Trabajó con la Universidad Americana y la Iberoamericana, pero “tuvo problemas y salió”. Añadió Melgarejo que Ideia “ya ingresó en este tiempo al Paraguay más de 5.000 alumnos”.

La Dra. Estela Rojas, directora de Posgrado de Columbia, manifestó a ÚH que enviará una respuesta formal caso por caso. “Cada uno de esos estudiantes tiene una particularidad; no podría darle una respuesta general”, se limitó a responder.

Dejá tu comentario