Interior

Bomberos voluntarios controlan incendio en el Ybytyruzú

 

Tras seis días de incendio en la Cordillera del Ybytyruzú, los bomberos voluntarios finalmente controlaron las llamas que devoraron dos cerros del distrito de Independencia, Guairá. Más de 200 ha. de bosques se perdieron.

Varios días de lucha encabezada por bomberos de Carlos Pfannl, Melgarejo, Villarrica y M. J. Troche, además de guardaparques, personal de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), Gobernación de Guairá, vecinos, entre otros, dieron resultados favorables, al lograr controlar las llamas.

Asimismo, un avión hidrante apoyó las tareas de extinción de los focos de incendio en las compañías Mayor Cué y San Blas de Independencia, donde más de 200 ha. de bosques vírgenes fueron afectados.

Los bomberos soportaron varios días de intenso calor, hambre e incertidumbre, ya que si las llamas no cesaban, iban a afectar a los cerros más importantes del país, como el Tres Kandú, Cerro Amor y Capi’i. Esto avizoraba una gran catástrofe que afortunadamente fue evitada tras días de intensa lucha.

Antonio Bogado, comandante de bomberos negros de Villarrica, dijo que los mismos pobladores serían los culpables del incendio, pues se les va la mano quemando pastizales, cañaverales y basuras.

Pidió que se deje de practicar esa vieja costumbre, ya que destruye de manera tremenda el medioambiente, “que difícilmente se recuperará”, según Bogado.

María Elena Dubberke, capitana de los bomberos de Carlos Pfannl, dijo que el viento les jugó en contra y que gracias al compañerismo y amor al medioambiente de los voluntarios se logró evitar una gran catástrofe en la Cordillera del Ybytyruzú.

Los cerros de las compañías Mayor Cué y San Blas de la Cordillera del Ybytyruzú fueron consumidos por las llamas, ya que la mayor parte de estos recursos naturales son inaccesibles y cuentan con grandes paredones de piedra. Además, las llamas se prepararon rápidamente antes de la llegada del avión hidrante que envió la Corporación Nacional Forestal (Conaf) de Chile.

Dejá tu comentario