Sucesos

Bodas y 15 años no esperaron que pase la cuarentena

 

Ya son como diez los casos en que se llevaron a cabo reuniones con aglomeración de personas. De estos hechos, las bodas son las que más indignación ciudadana generaron, ya que, además, mostraban un tinte de preferencia de la Fiscalía para imputar.

El primer caso que saltó ocurrió el 25 de abril, en el barrio Carmelitas. Los contrayentes tuvieron invitados, servicio de catering, maquilladora y solo algunos contaban con tapabocas.

El Ministerio Público actuó lento y recién casi diez días después imputó a Gabriel Esculies Arditi y Heidy Soledad Martínez Gamón, además de otras nueve personas que habrían participado en la boda.

El otro matrimonio, en Luque, fue interrumpido por policías y Fiscalía y ya hay 14 personas imputadas.

En Encarnación también fue criticada la boda de la hija del presidente de la Circunscripción Judicial de Itapúa, quien pese a las restricciones, realizó la ceremonia.

También fue realizado un 15 años en Luque y cuando llegó la fiscala, los invitados se escaparon por el vecino.

Dejá tu comentario