Política

Bienes de diputados de PLRA suben, pero no alcanzan a la ANR

 

Los políticos más millonarios del país están en la Asociación Nacional Republicana (ANR) y eso se puede notar en las declaraciones juradas publicadas por la Contraloría General de la República (CGR), al hacer la comparación con el principal partido opositor, que es el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

Igualmente, teniendo en cuenta solo a los diputados, se observa que varios liberales también se enriquecieron a lo largo de su carrera, como es el caso de Celso Maldonado, quien declaró una fortuna de G. 6.552.000.000 en 2008, o el de Fernando Oreggioni, quien poseía G. 4.255.000.000 en 2016, cuando se desempeñaba como director de Obras Públicas y Servicios de la Municipalidad de Encarnación.

Asimismo, el diputado del Amambay Roberto Acevedo casi duplicó su riqueza al pasar de G. 2.913.400.000 en 2002, tiempo en que se desempeñaba como concejal de Pedro Juan Caballero, a G. 4.049.206.081 en 2017, cuando como senador llegó a ser presidente del Congreso.

Por su parte, el diputado Eri Valdez declaró G. 3.172.000.000 en 2014, una alta cifra que alcanzó sin llegar aún al Legislativo, ya que en ese tiempo ejercía la función de concejal departamental de Cordillera.

Otro caso notorio es el de Esmérita Sánchez, con un patrimonio de G. 2.880.614.540 en 2010 siendo concejal de la Municipalidad de Caaguazú y de profesión obstetra. En tanto que Salustiano Salinas triplicó su fortuna pasando de G. 837.120.000 en 2003 a G. 2.595.000.000 en 2013.

Una situación muy extraña es la de Édgar Ortiz, de la bancada llanista de la Cámara de Diputados, pero más conocido por su afinidad cartista, sector en el que se mueven grandes sumas de dinero. Sin embargo, declaró una pequeña reducción de su patrimonio pasando de G. 2.224.000.000 en 2008 a G. 2.178.555.512 en 2013.

Se destaca también Antonio Buzarquis, quien contaba con G. 79.300.000 en 2003, siendo concejal de Coronel Oviedo, para luego pasar a G. 1.076.400.000 en 2013.

Igualmente, el patrimonio de Enrique Mineur creció exponencialmente de solo G. 135.000.000 en 2008, ya siendo diputado, a G. 1.294.000.000 en 2017, en cuya declaración hasta figura una embarcación de G. 200.000.000.

Finalmente, un caso insólito es el de María de las Nieves López, quien siendo funcionaria administrativa del SNPP contaba con la bajísima cifra de G. 31.500.000 en 2014, que además se volvió a reducir a G. 16.500.000 en 2015.

Embed

Dejá tu comentario