22 may. 2024

BCP estima crecimiento de 4,5% y analistas esperan más previsibilidad

El Banco Central anunció su proyección de crecimiento de 4,5% para 2015, pese a un escenario externo más adverso. Analistas hablan de reducir la volatilidad y de acompañar con el cumplimiento de las leyes.

2015.  El titular del BCP, Carlos Fernández  (i) y el ministro de Hacienda, Germán Rojas, presentaron las proyecciones.

2015. El titular del BCP, Carlos Fernández (i) y el ministro de Hacienda, Germán Rojas, presentaron las proyecciones.

El Banco Central y el Ministerio de Hacienda anunciaron ayer las perspectivas para el próximo año, para el que se proyecta un crecimiento del producto interno bruto (PIB) de 4,5%, pese a un escenario más adverso en el contexto externo, con factores como la reducción de las materias primas, economías de la región con desaceleraciones e incluso crecimientos negativos.

En lo que respecta a las bases de esta expansión, sería similar al 2014, considerando que el mayor aporte no vendría nuevamente del sector agropecuario, sino de la industria, la construcción y los servicios, manifestó el presidente del BCP, Carlos Fernández.

Esto, a su vez, podría implicar mayor impacto en los sectores menos favorecidos, teniendo en cuenta que son los grupos con mayor generación de empleo formal, refirió el ministro de Hacienda, Germán Rojas.

Para la economista Verónica Serafini, existen dos cuestiones a atender en torno a la proyección del 4,5% en el PIB. Una de ellas es que el crecimiento debe ser mayor, y mantenerse un buen promedio, y la otra es reducir la volatilidad (inestabilidad) de ese PIB, para que la calidad del empleo no se deteriore por los picos altos o bajos.

“La menor volatilidad genera previsibilidad e inversión, y genera empleo. El sector industrial puede establecer mano de obra segura y con seguridad social, porque un empleo de 6 meses no asegura una cobertura social constante; mientras que tampoco se asegura innovación en las pymes, sobre todo, ya que un año se puede vender bien, pero otro año podría no ser así”, destacó.

Respecto de la construcción como uno de los pilares del crecimiento, aclaró que estando o no capacitados, los obreros deben tener seguridad social, porque hasta ahora se nota una evasión importante en este sector.

“Hay que reforzar también la capacitación laboral vinculada a la demanda del mercado, con mejor formación para jóvenes y adultos, ya que gran porcentaje de la oferta de educación media está fuera de este ámbito”, sostuvo.

Por su parte, el analista Ricardo Rodríguez Silvero sostuvo que el crecimiento económico en un país como Paraguay debería triplicar al crecimiento demográfico (población), y apuntar a las reformas económicas.

“El crecimiento orgánico de la población está en el orden de 1,69%; entonces no estaríamos triplicando el crecimiento poblacional, sino solamente duplicando a razón de 2,7%. Pero aun así, si se llega a consolidar este crecimiento orgánico en torno al 4,5%, es suficiente si se consiguen articular mayorías en el Congreso para las reformas económicas”, agregó.

Esas reformas –según el analista– no pueden ser aplicadas sin mayoría en un estado de derecho, y de nada vale cantar ópera acerca de cómo combatir la pobreza o lograr equidad medioambiental, o beneficiar a microproductores rurales o urbanos, si no existen las mayorías para transformar las leyes.

Rodríguez destacó que hay leyes sancionadas con mayoría en el Congreso, como la de Responsabilidad Fiscal, que en la práctica son atropelladas cuando se proponen aumentos del presupuesto oficial que triplican la previsión de déficit fiscal, como meta máxima de 1,5%, ya que ahora es superior al 3%.