24 feb. 2024

Avión venezolano era utilizado para financiar terrorismo, según informe

El medio digital Infobae tuvo acceso a un informe de la aseguradora Lloyd’s, que desnuda el mecanismo de venta de oro para financiar a Hezbollah y la Guardia Revolucionaria de Irán.

Emtrasur_35872835.jpg

Boeing. El avión venezolano-iraní se utilizó para contrabandear oro, según Infobae.

Una investigación del medio electrónico Infobae afirma que el avión venezolano-iraní retenido en Argentina, que fuera utilizado para transportar cigarrillos de la empresa Tabesa de Horacio Cartes, fue utilizado por las Fuerzas Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica y el grupo extremista Hezbollah para enviar oro de forma ilegal desde Venezuela, con el fin de financiar actividades terroristas.

Esta conclusión se basa en la alerta titulada “Lloyd’s Comercio y transferencia ilícitos de oro y petróleo iraní-Fuerza Quds del IRGC y Hezbollah”, fechada el 28 de octubre de 2022, a la que Infobae tuvo acceso exclusivo.

Esta información fue remitida por Chris Po-Ba, gerente de la Asesoría en Delitos Financieros de la firma especializada Lloyd’s para que el mercado y sus agentes estén al tanto de estos datos sensibles al momento de realizar acuerdos en diferentes regiones.

“Se ha informado que los vuelos directos desde Caracas (Venezuela) a Teherán (Irán) a través de Mahan Air, una aerolínea iraní de propiedad privada designada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés), está siendo utilizada como un canal ilícito para enviar oro que luego se cambia por petróleo iraní, en violación de las sanciones aplicables. Luego, el oro se vende en Turquía y otros países de Medio Oriente, para generar fondos para actividades terroristas”, afirma Román Lejtman de Infobae.

La investigación de Lloyd’s habría puesto al descubierto el mecanismo de triangulación que utiliza Irán para financiar actividades terroristas, valiéndose de influencia en algunos países de la región. La firma aseguradora tiene en su poder registros de vuelos que confirman los datos proporcionados por Chris Po-Ba y que desnudan el operativo que se realiza para eludir las sanciones internacionales.

RECLAMADO POR EEUU. “El decomiso del avión en Argentina –reclamado por la corte de Columbia de los Estados Unidos– es clave para evitar que la operación revelada por Lloyd´s no sea recuperada por los regímenes de Venezuela e Irán, que de esa manera financian las actividades terroristas de Hezbollah. Es decir: hay otros aviones que se utilizan para llevar el oro desde Caracas a Teherán, pero con el secuestro y futuro decomiso del Boeing que ya está incautado en Ezeiza, se habrá avanzado un paso importante para erosionar los recursos económicos de Hezbollah”, afirma Lejtman.

De acuerdo con la investigación se habrían detectado más de USD 70 millones en transferencias al grupo Hezbollah y la Guardia Revolucionaria de Irán.

“Este capítulo de terrorismo internacional podría cerrarse –definitivamente– si el Ministerio de Justicia de Argentina remite al juez federal de Loma de Zamoras, Federico Villena el pedido de decomiso solicitado por una corte de Columbia”, afirma la nota.

La Corte del Distrito de Columbia (EEUU) pidió a las autoridades argentinas la confiscación del avión.

La aeronave, propiedad de Emtrasur –filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa)– fue retenida en el aeropuerto internacional de Ezeiza, el 6 de junio, para ser investigada.

El avión ingresó en Argentina el pasado 6 de junio procedente de México, haciendo escala en Venezuela, presuntamente para trasladar cargamento a una empresa automotriz, y dos días después despegó para ir a Uruguay a cargar combustible, pero aterrizó nuevamente en el aeropuerto argentino Ezeiza porque el país vecino no habilitó su aterrizaje. Llegó a Paraguay el 13 de mayo y partió tres días después rumbo a Aruba con un cargamento de cigarrillos de Tabesa, de Horacio Cartes, valorado en más de USD 750.000.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.