Interior

Aumentan las necesidades en el Chaco tras una inesperada tormenta

Luego de la larga sequía y los interminables incendios forestales, esta vez una lluvia con fuertes vientos azotó a la población, que requiere asistencia. Los nativos fueron los más dañados.

El intenso y breve temporal que azotó en la tarde del lunes la localidad de Bahía Negra dejó varios daños, principalmente en una institución escolar, que quedó en parte destechada. Varias casas de una comunidad indígena de Puerto Diana también fueron afectadas. El fenómeno climatológico llegó apenas unas semanas después de que cesaran los incendios forestales que se dieron en la zona a consecuencia de la sequía, y que mantuvieron en vilo a toda la población por varios meses.

El Municipio evaluó los daños para realizar la reparación y entregará algunos materiales que estén a su alcance para ayudar a los afectados, pero solicita asistencia de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN). De hecho, el jefe comunal João Roberto Ferreira ya contactó con la cartera de Estado, que le prometió ayuda, aunque no precisó cuándo llegaría.

“El panorama de nuestro país: primero inundaciones, luego sequía con incendios y ahora tormentas severas. Por suerte tengo el apoyo (presupuestario)”, mencionó a una emisora radial el ministro Joaquín Roa, quien aseguró que asistirán a los afectados.

El intendente dijo que es una tormenta que no es habitual por la zona, “después de mucho tiempo tuvimos un evento así, estuvimos recorriendo para evaluar los daños, unas 13 casas hallamos con daños, algunas quedaron totalmente destechadas, entre ellas, de una comunidad indígena”.

Añadió que una escuela sufrió también las secuelas del temporal. “Por suerte no pasó a peores, ya que a la hora en que cayó la tormenta en la institución se encontraban niños dando clases”, comentó.

EXTREMOS. Tras la larga sequía y después de los incendios forestales, esta vez vino la tormenta, dejando angustiados a los pobladores chaqueños, que aún no se recuperan. “No cayó granizada, pero sí el viento fue muy fuerte, aparte de que hizo volar techos de precarias casas, también tumbó árboles, el servicio de energía eléctrica también sufrió daños, parte de la noche la población pasó en la oscuridad. Para reponer en su totalidad el servicio los técnicos siguen trabajando”, mencionó el jefe comunal.

Solo la localidad de Bahía Negra cuenta con el servicio de luz mediante generador que funciona a base de combustible, en los casos de cortes.

La lluvia caída totalizó 30 milímetros, pero no es suficiente, teniendo en cuenta la cantidad que se necesita tras soportar la larga sequía que atravesó el departamento de chaqueño.



Dejá tu comentario