Mundo

Ataque a 2 buques cisterna eleva la tensión otra vez en el Golfo Pérsico

El incidente es el segundo de este tipo en pocas semanas en esta zona estratégica y coincide con las tensiones crecientes entre Irán y EEUU, que volvió a acusar a Teherán de ser responsable.

Dos buques cisterna que navegaban en el Golfo de Omán, frente a la costa de Irán, tuvieron que ser evacuados ayer al incendiarse como consecuencia de un ataque de origen indeterminado que disparó los precios del petróleo en los mercados internacionales.

El incidente es el segundo de este tipo en pocas semanas en esta zona estratégica y coincide con las tensiones crecientes entre Irán y EEUU, que volvió a acusar a Teherán de ser responsable de los incidentes.

Dos barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieron impactos y explosiones mientras salían del estrecho de Ormuz a unas 30 millas de la costa iraní.

A primera hora del día, el comando la V Flota de EEUU, con base en Baréin, confirmaba que estaba prestando asistencia a dos buques atacados, tras recibir dos llamadas de socorro. El Pentágono informó posteriormente de que envió a la zona al USS Bainbridge, un destructor de la clase Arleigh Burke con misiles guiados. Sin embargo, un buque iraní salvó a los 23 tripulantes de una nave y los 21 de la otra, y los condujo al puerto de Jask, en la provincia iraní meridional de Hormozgan. Las 23 personas fueron rescatadas del agua con pequeñas lanchas y luego trasladadas a un barco mayor, que se dirigió con ellas al puerto de Jask.

acusa a Irán de ataques. El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, acusó a Irán de estar detrás de los presuntos ataques perpetrados ayer contra dos cargueros en aguas del golfo de Omán.

“La valoración del Gobierno de EEUU es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques ocurridos hoy en el golfo de Omán”, acusó Pompeo en una breve comparecencia ante los medios de comunicación en el Departamento de Estado. El responsable de la diplomacia de EEUU hizo estas acusaciones horas después de que dos barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieran este jueves impactos y explosiones mientras salían del estrecho de Ormuz, a unas 30 millas de la costa iraní.

Pompeo justificó su acusación en los informes de inteligencia, las armas empleadas, el nivel de conocimiento necesario para ejecutar la operación, los ataques similares contra buques perpetrados por Irán recientemente y el hecho de que ningún grupo rebelde de la zona tiene los recursos para actuar con tal nivel de sofisticación.

El funcionario apuntó que estos son apenas los últimos ejemplos de ataques ejecutados por el Gobierno iraní y sus seguidores contra los intereses de EEUU y sus aliados, y a continuación enumeró todas las agresiones sufridas por EEUU en la región en los últimos meses de las que hace directamente responsable a Irán.

Pompeo recordó cómo Teherán amenazó con bloquear el estrecho de Ormuz después de que Washington endureciera el embargo contra el petróleo procedente de Irán.

Dejá tu comentario