Mundo

Asesinan a secretario “arrepentido” de Cristina Fernández

 

Fabián Gutiérrez, ex secretario privado de la ex presidenta argentina y hoy vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner que se declaró “arrepentido” en la “causa de los cuadernos”, fue hallado muerto ayer en El Calafate, en la austral provincia de Santa Cruz, tras estar desaparecido desde el jueves último.

Gutiérrez, procesado en 2018 por supuesto lavado de activos, se declaró como “arrepentido” en la conocida “causa de los cuadernos” sobre los supuestos sobornos que habrían pagado empresarios a funcionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner (2003-2007) –fallecido en 2010– y su esposa y sucesora Cristina Fernández (2007-2015).

CASO. El juez a cargo de la investigación actual, Carlos Narvarte, informó que el cuerpo del empresario y ex secretario se encontró “enterrado, envuelto en una sábana”, en el terreno de una casa de la villa turística, allanada tras los datos revelados por uno de los cuatros jóvenes detenidos por el caso de su desaparición.

Gutiérrez sufrió un golpe en la cabeza y un corte de arma blanca, indicó el juez a la televisión local, quien señaló que aunque aún no se esclareció el móvil, este sería “pasional o por alguna desavenencia” ya que uno de los detenidos “tenía una vinculación más estrecha“, o por otras causas, ya que se encontraron objetos de la víctima en el lugar donde se hallaron sus restos.

“El móvil pudo haber sido sentimental, donde se produjo un desacuerdo y comenzó la agresión, o pudo haber sido un arreglo, una cosa premeditada, para proceder a torturar y apoderarse de las cosas de esa persona. No tengo ningún elemento que me indique que pudo haber sido una cuestión política”, declaró el juez al canal Todo Noticias.

El magistrado informó que, según las primeras investigaciones, el homicidio habría sido perpetrado en la vivienda del ex secretario de Fernández en El Calafate y luego su cuerpo habría sido trasladado en su propia camioneta hasta el lugar donde fue hallado.

HOSTIGAMIENTO. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) solicitó ayer al presidente argentino, Alberto Fernández, detener el hostigamiento y la estigmatización contra la prensa por parte de su gobierno para no “retroceder al pasado”, en referencia a la presidencia de Cristina Kirchner (2007-2015).

La SIP, con sede en Miami, se refirió a las amenazas de procesos judiciales y campañas de descrédito en contra de varios periodistas argentinos, entre ellos Luis Majul, Jorge Lanata y Daniel Santoro.

“Esperamos que el presidente Fernández, respetuoso de las garantías constitucionales, alentará la moderación de sus funcionarios y no permita al país retroceder al pasado en materia de libertad de prensa y expresión”, sostuvo Christopher Barnes, presidente de la SIP en un comunicado.

Dejá tu comentario