Política

Arzobispo llama a Payo Cubas a mantener la cordura

 

Ante el ambiente virulento que se irradia últimamente desde el Congreso, el arzobispo Edmundo Valenzuela, presidente de la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), exhortó a los políticos al diálogo y a rechazar la violencia verbal.

En específico, apuntó al senador Paraguayo Cubas, a quien, si bien catalogó de “valiente”, le invitó a que “sea razonable, que sea respetuoso” con sus colegas y con las instituciones establecidas.

Consultado sobre el clima político, el líder eclesial no dudó en observar que hay “demasiada violencia verbal”, donde se contraponen diversos “conflictos de intereses”.

“Estamos en un momento en donde les invitamos (a los políticos) al diálogo. Vemos que hay demasiada violencia verbal, hay demasiado conflicto de un grupo y de otro. Eso no lleva a nada en nuestro país”, afirmó Valenzuela en rueda de prensa, ayer, durante el primer día de la 219ª Asamblea Ordinaria de Obispos.

Lanzó así un llamado al encuentro, a un diálogo que lleve a una reconciliación.

“Sin dudas que esto es muy difícil –admite el prelado– porque hay muchos intereses personales, grupales, de multinacionales que están por detrás queriendo llevar el agua a su molino. Pero los políticos deben pensar en el bien público. Deben pensar en lo que es el desarrollo integral de nuestro país. Ojalá que el Señor les dé sabiduría y que se logre un encuentro entre ellos y se superen los conflictos de intereses”, completó.

Al polémico legislador le recordó que no basta con ser valiente. “Hace falta el criterio, racionalidad, hace falta el respeto. No se pueden permitir violencias. En ese sentido, rechazamos y no estamos de acuerdo con esas actitudes”, tiró el dardo directo a Payo.

Además, sostuvo, la Cámara de Senadores “tiene sus reglas y tiene que funcionar de acuerdo con la institución”.

“No se puede violentar a una institución. Personalmente le invito a este Payo que sea razonable, que sea respetuoso. Y que si ha sido elegido senador es para trabajar mancomunadamente con sus colegas en el bien común, en el bien nacional, en la justicia y promover la paz. No se puede promover violencia, eso realmente es detestable y por todo sentido la Iglesia no puede aprobar”, remató.

Dejá tu comentario