Mundo

Argentina perderá protagonismo tras la victoria de Bolsonaro

 

EFE

BUENOS AIRES - ARGENTINA

El Gobierno presidido por Mauricio Macri había visto incrementado su peso en el plano internacional por el retroceso de Brasil, una situación que empezará a cambiar tras la llegada al poder de Jair Bolsonaro, según expertos, que no obstante creen que económicamente el país austral se podría ver beneficiado.

El principal asesor económico de Bolsonaro y probable ministro de Economía, Paulo Guedes, provocó polémica al afirmar en la misma jornada electoral que Argentina y el Mercosur no serán una prioridad para el futuro Gobierno, unas declaraciones por las que ya se ha disculpado, pero que reflejan una voluntad de expandir y reconfigurar sus relaciones comerciales e internacionales.

Brasil ha ostentado históricamente una posición de preeminencia en Sudamérica, donde, por sí solo, representa en torno a la mitad de su PIB, territorio y población, pero en los primeros dos años de Mauricio Macri (2016-2017), sufrió una grave crisis política y económica, al combinarse la recesión con el Lava Jato, la destitución de Dilma Rousseff y el frágil Gobierno de Michel Temer.

Estos reveses neutralizaron a Brasil como actor regional y global, dejando un vacío del que de alguna forma, se benefició Macri, explicó el analista Rosendo Fraga, que apuntó que con un nuevo presidente electo, Brasil “recupera el rol natural en la región y en el mundo, y eso es lo que está sucediendo”.

El mandatario argentino llegó con un programa que abanderaba un acercamiento a las potencias occidentales, y acoger la cumbre del G20 le otorga un “espacio internacional excepcional”, aseguró Fraga, pero esta termina el 1 de diciembre y el 1 de enero asumirá Bolsonaro, un momento en el que “se recuperará la relación de fuerzas tradicional”.

Para Fraga, director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, la situación se resume en que “Argentina es un país mediano y Brasil es grande”, algo que quiso dejar claro con sus polémicas declaraciones el cerebro económico del ultraderechista Bolsonaro.

Paulo Guedes afirmó también que el Mercosur “está sobrevalorado y ha hecho a Brasil prisionero de relaciones ideológicas”, exponiendo su intención de buscar acuerdos con otros pesos pesados mundiales, una necesidad que el experto en comercio internacional Marcelo Elizondo ve como consecuencia natural del despegue de Brasil y su importante crecimiento en las últimas décadas.

Dejá tu comentario