#Aratirí: Una larga madrugada de espera, avivados y falta de control

Los ciudadanos reaccionaron ante la falta de organización para el ingreso al megavacunatorio del autódromo Rubén Dumot, ex Aratirí. Se formaron kilométricas filas, vehículos "se colaron" en algunos lugares y no existió presencia de la Patrulla Caminera.

La ansiedad por recibir la primera dosis contra el Covid-19 movilizó a la ciudadanía como hace tiempo no se veía en el país. Los trabajadores prioritarios coparon en la víspera los vacunatorios y desde este martes se abre la franja etaria para mayores de 35 años.

El Gobierno decidió “festejar” con bombas de estruendos llegar al millón de vacunados, lo que desató en las redes sociales numerosas críticas al recordar la tardía llegada de biológicos, la mayoría donados, la cantidad de muertes y el estado del sistema sanitario.

Una de las mayores celebraciones de las autoridades fue la habilitación del megavacunatorio instalado en el autódromo Rubén Dumot, ex Aratirí. El lugar se habilitó para aplicar las dosis las 24 horas y sin la necesidad de tener en cuenta la terminación del número de cédula.

En los demás vacunatorios del país se tiene en cuenta la terminación del número de cédula para acceder a la primera dosis del biológico. Ante esa situación, muchos ciudadanos del Departamento Central decidieron ir hasta el ex Aratirí.

https://twitter.com/Telefuturo/status/1414891108241391619

Desde las últimas horas del lunes se formaron filas kilométricas de vehículos sobre la ruta PY02 y en las calles internas de las inmediaciones del megavacunatorio. No había control, nadie que guíe y cada quien tomaba la decisión que le pareciese mejor.

Paola Vernazza y David Espinoza llegaron a la fila alrededor de las 10.30. Comenzaron sobre la ruta y después de varios kilómetros y horas de espera ingresaron a las calles internas. De ahí hasta la entrada al vacunatorio les tomó toda la madrugada.

Así como ellos, en las redes sociales se hizo tendencia el #Aratirí porque las quejas por la falta de organización y las denuncias se hicieron frecuentes. Algunos de los reclamos mencionaban a los “avivados” que se filtraban en la fila en las calles internas.

También denunciaron la falta de agentes de la Patrulla Caminera o de la Policía Nacional para guiar a los conductores, ya que en algunos tramos se formaban más de una fila.

https://twitter.com/Derlismed/status/1414900606414827521

“Vayan a organizar la fila en el Aratirí, por favor” escribía en Twitter el usuario Arnaldo Baetcke.

“Para los que tienen opciones para evitar el ex Aratirí tómenlo, no se previó la cantidad de vehículos y en vez de entrar te vas a una fila interminable hacia San Lorenzo, 6 a 7 horas de espera como mínimo”, señaló Luis Esteban.

“6 horas en el desvío al retorno a la entrada del ex Aratirí. De Ruta 2 ingresas y pasas frente a la entrada, te desvían. Volves a llegar a San Lorenzo para retornar a Capiatá. 6 horas de espera”, describió Alicia Valdez.

https://twitter.com/Monsedoll85/status/1414890897410600972

“Tanto ruido por lo del vacunatorio del ex Aratirí y es un DESASTRE”, afirmó también en la red social Asir María Verónica. Son algunos de los testimonios a los que se suman los pobladores de la zona que quedaron sin poder salir de sus casas a causa de la fila de vehículos.

Un total de 220 vacunatorios anti-Covid están habilitados en todo el país, de los cuales tres operan las 24 horas en Asunción y Central (ex Aratirí, La Costa y Hospital Británico).

Alrededor de 500.000 personas de entre 35 y 49 años, además de los adultos de 50 años y más, pueden recibir las vacunas desde este martes. Otro grupo de 686.315 personas de 18 años en adelante también esperan su turno, cuando arriben más dosis y se baje el rango.

Dejá tu comentario