Sucesos

Apelación anula las penas en caso de la estafa a Viradolce

 

Las penas de 11 años de cárcel aplicadas a dos condenadas por la multimillonaria estafa a la empresa Viradolce, de propiedad de Maris Llorens, fueron anuladas por el Tribunal de Apelación, por lo que se repetirá el juicio oral con respecto a las condenas.

La resolución favorece a Annie Victoria Gibbons de Giménez y Fabiola Fidela Bareiro de Gómez, cuyas defensas habían apelado el fallo dictado en el juicio oral el 30 de abril del año pasado, por los jueces Héctor Escobar, Sandra Farías y Carlos Hermosilla.

Los camaristas Carlos Ortiz, Emiliano Rolón y Gustavo Santander, en forma unánime, anularon parcialmente el fallo. Entendieron que se probó la culpabilidad de las acusadas, pero la calificación del delito fue mal hecha, con lo que el cálculo de la pena debe ser reestudiado en otro juicio oral.

En el caso, se probó en el juicio oral que Annie Gibbons, empleada de Llorens, junto con Fabiola Bareiro, desviaban cheques de la firma Viradolce, lo que produjo una pérdida patrimonial de G. 41.513.060.933, a más de USD 582.125.

Además, el Tribunal de Apelación revocó el arresto domiciliario de las dos mujeres, con lo que volverán a prisión. Los jueces les habían dado la medida cautelar a las dos mujeres.

Dejá tu comentario