País

Ante altar de Schoenstatt lamentan que corruptos vuelvan a ser elegidos

Durante la fiesta de la Mater y los 40 años de Tupãrenda, el padre Pedro Kühlcke destacó las caras nuevas de gente comprometida en las elecciones, pero también lamentó la violencia previa.

Desde el Santuario, con María reina, forjando la nación de Dios. Bajo este lema desde la misa por la Juventud en Tupãrenda, el padre Pedro Kühlcke, del Movimiento de Schoenstatt, lamentó que en las últimas elecciones municipales, además de haber corrido –como siempre– dinero sucio, también haya corrido sangre e instó a transformar cada día al Paraguay en una nación de Dios destacando los hechos positivos.

Esto en el marco de la fiesta de la Virgen de Schoenstatt y conmemoración de los 40 años de la bendición del Santuario Tupãrenda, punto de encuentro de paraguayos y extranjeros que peregrinan cada año para renovar la alianza de amor con la Mater.

Kühlcke hizo un análisis de lo que dejaron las elecciones municipales y la campaña electoral, destacando, en primer lugar, la realidad positiva del país al referirse como ‘‘un signo de esperanza’’ ver ‘‘caras nuevas de gente comprometida que quiere cambios’’.

‘‘Queremos que Paraguay sea cada vez más nación de Dios. Si miramos la realidad de nuestro querido Paraguay y vemos como signos de esperanza. Por ejemplo, en esta última campaña por las elecciones municipales. A mí me dio alegría, por ejemplo, ver muchas caras nuevas, mucha gente comprometida que realmente quería jugarse y quiere jugarse por ese nuevo Paraguay. El tema de las listas desbloqueadas, todo símbolo de más democracia, de más poder para el pueblo. Cambios muy positivos en algunas ciudades’’, refirió

Pero también, el sacerdote mencionó la otra realidad, la negativa, afirmando que nuestras campañas políticas siempre fueron sucias, pero esta última le impresionó porque no solo fue sucia sino también sangrienta. ‘‘En mis 16 años de vivir en este bendito suelo nunca había registrado eso, que se peleen literalmente a muerte por el poder, que haya candidatos asesinados. Yo no me acuerdo de eso. Siempre corrían ríos de dinero sucios, ahora también corrieron ríos de sangre’’, lamentó.

También manifestó que ‘‘duele mucho’’ que los corruptos vuelvan a ser elegidos como si nada y se preguntó ‘‘¿De dónde viene todo ese dinero con el que se pagan los votos? El que paga para ganar roba para seguir o algo así dice un dicho que anda dando vueltas bastante. Koa piko ñande paraguái jaipotáva? ¿O queremos una nación de Dios?”, lanzó la interrogante.

Seguidamente hizo referencia a la forma de ver el poder y la política que tienen muchas de las autoridades. ‘‘Conocemos a varios que creen que son los dueños de Paraguay, que creen que Paraguay es de su propiedad privada. Hay algo muy humano en esa pelea por el poder, por estar en los primeros puestos, por tener la manija, pero hay algo muy demoníaco también porque el poder pervierte y el poder absoluto, absolutamente como decía un filósofo’’, precisó.

El sacerdote recordó a los fieles que para Jesús poder es igual a servicio, el primero es igual al último y todo lo demás proviene del demonio.


(...) candidatos asesinados, no me acuerdo de eso. Siempre corrían ríos de dinero sucios, ahora también corrieron ríos de sangre.

Duele mucho que los corruptos vuelvan a ser elegidos como si nada ¿De dónde viene todo ese dinero con el que se pagan votos?

Dejá tu comentario