Interior

Alumnos cierran ruta en protesta por cultivo de soja

 

Carlos Aquino

SAN PEDRO

Estudiantes de la Escuela Graduada Nº 945 Don Juan Ramírez, de la compañía Picada Fernández, del distrito de San Pedro del Ycuamandyyú, del Departamento de San Pedro, cerraron por 30 minutos la ruta 11, Juana María de Lara, en protesta por la intención de algunos productores de cultivar soja muy cerca de la institución.

Los manifestantes explicaron que al no encontrar respuestas en las instituciones decidieron realizar esta medida de fuerza, junto a los padres de familias y demás pobladores de la zona, que están contra el cultivo de soja, que de alguna manera afectará a los alumnos, vecinos y docentes.

A tan solo 50 metros de la escuela limpiaron entre 40 y 60 hectáreas para el cultivo del grano, según mencionaron. Antes de recurrir a la medida de fuerza, los padres indicaron que denunciaron el hecho ante las autoridades locales, y esperan la intervención.

Mencionaron además que decidieron en asamblea no permitir el cultivo en el lugar; y anunciaron que seguirán con la medida. Incluso aseguran que si siguen sin recibir respuesta no descartan “tomar la escuela por tiempo indefinido”.

Denuncias. Esta no es la única denuncia contra el cultivo de soja en San Pedro; existen varias denuncias presentadas en la Fiscalía de Delitos contra el Medio Ambiente. El cultivo muy cerca de escuelas, colegios, poblaciones y la falta de barrera de protección son las denuncias más comunes presentadas ante el Ministerio Público.

El fiscal Néstor Narváez expresó que existen procesos contra los infractores de las leyes ambientales y que todas las denuncias están siendo investigadas.

Antecedentes. Meses atrás, los pobladores, docentes, alumnos de la escuela y el colegio de la compañía Zolabarrieta, del distrito de San Pedro del Ycuamandyyú, se manifestaron para repudiar el cultivo de soja en medio de la población y cerca de instituciones educativas.

Pero la problemática se remonta mucho más atrás, lo que ya ocasionó –en agosto del año pasado– el abandono de al menos siete instituciones educativas de la zona de Tacuatí, San Pedro.

Es que las instituciones estaban rodeadas de cultivos de soja, y las familias se vieron obligadas a vender sus parcelas para el mismo fin, al mejor postor; como en el caso de la ex escuela Toro Ñu, de la localidad del mismo nombre.

La escuela Santa Rosa, de Castillo Cué, también en Tacuatí, corrió la misma suerte: fue abandonada.

Dejá tu comentario