Política

Alternancia cae en escándalos que cuestionan a partidos tradicionales

Las agrupaciones de izquierda están de nuevo en la polémica por las denuncias mutuas entre Camilo Soares y Rocío Casco. El caso es uno más de los tantos que ya salpicaron a la oposición.

El escándalo que sacude hoy a un sector de la izquierda es apenas uno de los que ya envolvieron a este grupo de la oposición paraguaya. Las denuncias y contradenuncias que se reparten dos referentes del Partido Movimiento al Socialismo (PMAS), Camilo Soares y Rocío Casco, ponen de nuevo en tela de juicio a la izquierda, que muchas veces se jacta de ser diferente a los partidos tradicionales, pero representa los mismos vicios.

Por ejemplo, en enero de 2016, la entonces directora del Área Social de la Municipalidad de Asunción, Karina Rodríguez, se vio forzada a renunciar a su cargo tras la imputación fiscal en su contra por el caso de su asesor viajero, el español Lino Xavier Valencia Montes.

En una conferencia de prensa en la casa del otrora intendente Mario Ferreiro, Rodríguez anunció su renuncia y explicó que lo hacía para no empañar la gestión del jefe comunal, quien renunció este año por el escándalo de la recaudación paralela que golpeó a su entorno.

La Fiscalía investigaba a la ex diputada por haber firmado la planilla de asistencia de su asesor español, mientras este estuvo casi dos meses fuera del país. Según cruces de movimientos del asesor, este salió del país un 13-12-2013 y retornó el 7-2-2014; sin embargo, la ex legisladora firmó su planilla de asistencia como si el extranjero estuviera trabajando en la Cámara de Diputados, de 7.00 a 13.00, de lunes a viernes.

Pese a los datos, Rodríguez defendió que hubo una debilidad de comunicación con su asesor y por eso no procedió correctamente con los registros. ÚH probó que hubo otro día en que la ex diputada también le firmó asistencia al español, mientras este se paseaba por la frontera.

Valencia, funcionario nombrado del la Justicia Electoral, estaba a cargo de Rodríguez, ya que esta solicitó su comisionamiento para “el análisis de legislativo de la bancada de Avanza País”, según había confirmado ella misma. Ella era la responsable de su cumplimiento de horario.

JUICIO POLÍTICO. Por otro lado, en abril del año pasado, ante su inminente destitución por juicio político, el ex contralor Enrique García presentó sorpresivamente su nota de renuncia al cargo. García fue procurador del Gobierno de Fernando Lugo y también asesor jurídico de Mario Ferreiro en la Municipalidad.

Las causales por las que lo enjuiciaron incluían la comisión de delitos, asignación irregular de viáticos, contratación irregular de consultoría, concesión indebida de privilegios a allegados y tráfico de influencias. De hecho, García fue imputado por producción de documentos no auténticos y uso de documentos públicos de contenido falso. Los antecedentes se remiten a un conflicto entre Ivesur y la Comuna capitalina.

También la ANR y el PLRA
Tanto el Partido Colorado como el Partido Liberal nos tienen acostumbrados a sus escándalos, por lo que muchas veces poco se espera de estos sectores. Por ejemplo, la ANR mostró su rostro ya en la apertura de la era democrática, cuando Juan Carlos Wasmosy le ganó las internas a Luis María Argaña haciendo fraude, lo cual fue luego reconocido por el senador Juan Carlos Galaverna.

Dejá tu comentario