País

Alrededor de 500 desamparados ya pasaron por el albergue de la SEN

Más de 20 personas, en su mayoría adultos mayores, se refugian todas las noches del frío intenso. En modo Covid-19, el albergue tiene capacidad para unos 30 huéspedes por vez.

Un ambiente cálido y confortable. Cerca de 500 personas en situación de calle ya pasaron al menos una noche por el refugio de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), desde su habilitación en el marco del operativo invierno que este año funciona en modo Covid-19.

Ayer, 29 personas pasaron la noche en el refugio que funciona en la sede de la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ), sobre la calle Fulgencio R. Moreno entre Estados Unidos y Tacuary, y un total de 34 fueron asistidas en calle; es decir, son aquellos que tienen un espacio donde dormir y la SEN les provee alimentos, mantas y colchones para estar más protegidos de las bajas temperaturas.

El Operativo Invierno se activa anualmente cuando se registran temperaturas menores a 10ºC, recordó Rubén Cuevas, coordinador de este operativo de la SEN. La novedad este año es que las personas que pernoctan en el lugar están separadas en box individuales respetando el distanciamiento social como otra de las medidas y los controles sanitarios respectivos.

El albergue tiene capacidad para alojar a 30 personas y el personal de la SEN que lo administra está dotado de la indumentaria necesaria para la atención.

Todos los que llegan a este refugio reciben asistencia sanitaria, se bañan, se les corta el pelo y la barba y, por sobre todo, –comenta Cuevas– se les hace sentir bien, se les da mucho cariño compartiendo entre todos. “Se les muestra el antes y después, cómo la calle les cambió tanto”, comentó.

En total son 21 las personas en situación de calle que más frecuentan este refugio y prácticamente llegan por su propia cuenta al lugar. Son tres móviles de la SEN que recorren a buscar personas desamparadas en las calles y las invitan a pasar la noche de manera más confortable y cálida.

La mayoría son hombres, tienen entre 60 y 75 años, trabajan en la calle y viven de los ingresos que tienen del día; no tienen casa, no tienen familia cerca o sus hijos los desampararon.

“Las historias son muchas, siempre se abren con nosotros y nos cuentan sobre sus vidas. La calle es difícil. Tratarlos requiere mucha humanidad, por eso trabajo con personal capacitado”, dijo el coordinador.

La ciudadanía puede reportar casos de personas que se encuentran en las calles o en las veredas al (021) 440-997/8 o al 911 (Sistema de Emergencia de la Policía Nacional).

ABRIGOS

En el refugio de la SEN no faltan alimentos y mucho menos frazadas, pero el problema está afuera, cómo estas personas en situación de calle hacen frente al frío, pues no cuentan con abrigos para eso.

Rubén Cuevas apela a la solidaridad de la ciudadanía donando camperas, gorras, medias, guantes de lana, bufandas, calzados que ya no usan más.

Para los que deseen hacer donaciones, la SEN se acercará a retirarlos. Pueden contactar al (021) 440-997/8 o al (0984) 400-402, o acercar los donativos al refugio, en Fulgencio R. Moreno, entre EEUU y Tacuary.


Les brindamos toda la mejor atención y los acompañamos desde que ingresan hasta que salen.
Rubén Cuevas,
coordinador de la SEN.

Dejá tu comentario