20 feb. 2024

Alliana: “Santiago tiene conmigo la garantía de que terminará mandato”

Vicepresidente se convirtió en actor del Gobierno, posicionado por el mismo presidente. Ambos hablaron de conspiraciones, pero aseguran que las crisis se amortiguan en el comando nacional.

UHPOL20230829-003a,ph01_17152_45903921.jpg

Estrategia. Santiago Peña decidió canalizar todo el estudio del presupuesto en Pedro Alliana.

GENTILEZA.

Rumores y especulaciones. Así califica Pedro Alliana a las versiones por fuera del oficialismo que dicen que podría darse un quiebre con el Partido Colorado que impida a Santiago Peña terminar su gobierno.

El vicepresidente confirmó a Última Hora que el comando nacional es un espacio para contener las crisis políticas y reconoce que siempre hay intrigas y conspiraciones, pero que no tienen importancia debido a la fortaleza consolidada de los vínculos, incluso por fuera de lo político.

Alliana se declara leal al presidente, quien en estos últimos días lo ubicó en un discurso intencional como su hombre clave. Primero en una entrevista de televisión y luego en el Consejo de Ministros, donde prohibió el lobby o cualquier negociación con parlamentarios que no pase por manos de su dupla. Todo debe pasar por el segundo de Ejecutivo.

“Tenemos al mejor jugador para que pueda ayudar en esta difícil tarea. Me refiero a Pedro Alliana. No van a encontrar en el Paraguay a una persona que conozca más del Congreso de la Nación”, dijo tajante Peña.

El vicepresidente, por su parte, hizo llegar la garantía de que su gobierno será exitoso. “Santiago Peña tiene la garantía y la seguridad de que yo voy a ser un aliado y el que va a trabajar más fuertemente para que él no solamente termine su periodo, sino para que lo haga como el mejor presidente de la era democrática”, resaltó.

Alliana reafirma su compromiso de una gran gestión y deja “en manos de Dios” la decisión de una eventual crisis que haga caer al gobierno. Lo que sí asegura es que no habrá traiciones de su parte y será un firme compañero. “No solo él conmigo tiene la garantía de que le vamos a acompañar para que termine, sino que vamos a hacer todo lo posible, toda la experiencia que tengo, todo el conocimiento, todos mis mejores deseos y el mayor de los trabajos para que él haga el mejor gobierno de la era democrática. Ese es el compañero de trabajo y yo sé que Santiago Peña lo sabe. Ese es el nivel de amistad, de cariño y de aprecio que le tengo al presidente”, sostuvo.

De igual forma, Peña menciona que la relación de amistad es sincera y reconoce que una pelea entre un presidente y vicepresidente, o un conflicto con el partido de gobierno siempre fueron en la historia causales de crisis. “Pedro ha sido una persona que yo siento que me quiere bien más allá del rol político que tenemos, y es un sentimiento que por supuesto yo lo siento también hacia él de una manera tremenda”, expresó el presidente.

Sobre las intrigas, Alliana confirmó haber escuchado versiones como parte del ambiente político. Pero aclaró que hay tranquilidad y que esto alcanza al presidente del Partido Colorado, Horacio Cartes.

“Siempre hay conspiraciones y la gente quiere especular. Escuchamos lo mismo que vos escuchaste. O lo mismo que escuchamos nosotros a veces también en el ambiente político por llamarlo así, pero a nosotros no nos preocupa en absoluto porque estamos seguros de que vamos a trabajar juntos los cinco años y son solo rumores”, reflexionó.

La sede de la Vicepresidencia está siendo refaccionada, comentó Alliana, porque estaba muy abandonada. En ese lugar recibe a colorados y opositores.

Deuda. Una preocupación de Alliana y de todo el gobierno es la deuda pública, sobre todo la interna, que superaría los USD 1.000 millones, según detalló.

Las nuevas autoridades hicieron mucho énfasis en esta situación y todavía no se plantea un plan definido, más que ajustes y mejora del gasto público. Alliana reconoce que su trabajo en este sentido será importante para que al momento del estudio del presupuesto no se supere el límite, aumentando el déficit fiscal.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.