País

Alertan que aumenta polución por la quema de pastizales

 

Una reciente investigación demostró que existe un aumento considerable de la contaminación por la quema de biomasa y por los incendios forestales, principalmente, producido en el Chaco entre los meses de agosto y noviembre.

Y en la zona de mayor afectación, producto de los vientos primaverales, se encuentra Asunción, ciudades aledañas y algunos puntos de la Región Oriental.

El trabajo, llevado por un equipo de docentes de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), analizó con asistencia de satélites de la NASA diez regiones del país en un periodo de doce años.

En una línea comparativa, entre 2005 y 2017, se aprecia que los focos de quemas pasaron de casi 6.000 a cerca de 22.000 puntos en algunas zonas de la Región Occidental.

“Sabemos en qué regiones hay mayor concentración de esos aerosoles y una de las fuentes de producción de esos aerosoles son las quemas e incendios forestales”, apuntó el profesor Genaro Coronel, uno de los seis investigadores del trabajo titulado “Variación espacio-temporal de aerosoles atmosféricos sobre regiones de Paraguay”. Los departamentos con mayor registro de este tipo de acciones –con fines agrícolas y ganaderos– son Alto Paraguay, Boquerón, Presidente Hayes y San Pedro.

EFECTOS. La investigación concluyó que los índices de aerosoles o partículas contaminantes del aire se elevaron casi tres veces, en el periodo señalado, en las distintas ciudades analizadas (ver info).

Además, se observó –dice el estudio– “mayores números de valores atípicos entre los aerosoles absorbentes”. Este tipo de partículas, a la par, producen un mayor calentamiento de la atmósfera.

Lo que explicaría, a su vez, la ocurrencia de vientos del Norte cada vez más calientes, provenientes de la zona del Chaco. “Hay aerosoles que interaccionan con la radiación del sol y esa interacción puede ser absorbida por esa partícula o puede ser reflejado. Los dos crean problemas, no solo en la salud de la gente sino también en el ambiente”, refirió.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los aerosoles son uno de los contaminantes atmosféricos más nocivos. En el estudio explican que el mecanismo de afección de los aerosoles en la salud, empieza cuando ingresan al cuerpo humano a través del sistema respiratorio, las partículas más finas. Éstas tienen mayor posibilidad de ingresar más profundamente en el tracto respiratorio, y son las que generalmente más contribuyen a los efectos adversos en la salud.

CONCIENCIACIÓN. Una parte de esta investigación, financiada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) contempló la construcción de un dispositivo, un fotómetro solar, para medir de forma portátil la radiación solar y el nivel de contaminación por aerosoles.

“El fotómetro solar mide la intensidad de luz que llega a los sensores. Solo se precisa apuntar y fijar a qué sensor va a llegar y se observa la pantalla del lector. Se busca encontrar el mayor valor que indica el medidor. Aquí se obtiene un valor a la intensidad que se está llegando”, dijo al indicar que 6 de estos equipos distribuyeron a varios profesores del interior.

Esperan que esta investigación sea aprovechada instituciones educativas y que los jóvenes se interesen en la investigación científica para mejorar la calidad de vida de la población. “Pensamos que a partir de esto, los estudiantes se interesen en la investigación y las ciencias”.

Dejá tu comentario